Los Silencios: un viaje sensorial entre el dolor y la selva

Por Andrés Castañeda

Rodada en una isla de la triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú, llega a la cartelera nacional Los Silencios, una coproducción Colombo Brasileña dirigida por Beatriz Seigner, una joven directora brasileña que con este apunta ya su segundo largometraje después de la comedia Bollywood Dream de 2011. Una producción que en su recorrido varios festivales de cine alrededor del mundo, ha acumulado ya 8 galardones y 7 candidaturas, entre los cuales figura su reciente aparición en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes.

Con guión de la propia Siegner, y un reparto mixto de actores naturales y profesionales, Los Silencios es una historia sensorial en medio de selva, que nos presenta a Amparo y sus hijos, una familia que huyendo del conflicto armado en Colombia llega a una misteriosa isla donde los fantasmas conviven con los vivos, un lugar que los llevará a descubrir un gran secreto en sus vidas.

Los Silencios es protagonizada por Marleyda Soto, actriz colombiana conocida por Perro come perro y La Tierra y la Sombra, y el actor brasileño de origen peruano Enrique Díaz, recordado conocido por Carandiru. En cuanto al reparto de actores naturales, la mayoría de ellos son los mismos habitantes de la región, con quienes la directora realizó un trabajo de acercamiento previo de varios meses.

Se escenifica en un lugar llamado Isla de la fantasía, el cual está habitado por población indígena proveniente de diferentes etnias que han llegado allí huyendo de la guerra en otras regiones del país. Este sitio tiene la particularidad de cambiar drásticamente su geografía con las subidas y bajadas de nivel del rio en diferentes épocas del año, un hecho que sirvió de pretexto para que Los Silencios fuera grabada en dos momentos muy particulares, dándole a la historia una fuerte vinculación de los personajes con el rio en su vida cotidiana.

Partiendo de la simpleza de su título, este largometraje seduce al espectador con un ritmo lento que poco a poco nos introduce en ese pequeño mundo que constituye la isla, donde conviven la vida y la muerte. Un mundo en el que el silencio se convierte en un elemento dramático que atraviesa todo el relato, con personajes que cargan con su propio silencio, silencios que evidencian un dolor latente, manifiestos mediante una tensión constante sin usar muchas palabras. Y es gracias a esa economía de lenguaje verbal que se percibe un paisaje sonoro, rico en sonidos orgánicos y naturales propios de la Isla. Una historia entre lo real y lo ficticio que nos plantea preguntas en torno al perdón en el contexto de un conflicto armado.

Si bien, Seigner reconoce que para esta producción se vio muy influida por el cine asiático, no se puede ignorar la cercanía de Los Silencios con el realismo mágico, trayendo por momentos a la memoria el pueblo de Comala en la novela Pedro Paramo, donde se convive con la muerte y la ficción, igual que lo hacen los pobladores de la Isla de la Fantasía.

Hablamos con Marleyda Soto, su protagonista, y esto fue lo que nos contó:

¿Cómo surgió la historia?

Es de Beatriz Seigner, la directora, ella también es la guionista, y surge de una historia que a ella le cuentan cuando ella era muy niña. Esa historia, muy parecida a la película, se queda en ella, es algo sobre lo que ella siempre pensó que podría llevar a cine. Luego, en la medida que fue metiéndose más en el proyecto, en la etapa de investigación y trabajo de campo, conoce a muchas familias que le cuentan narraciones similares a la que ya había escuchado de una amiga suya tiempo atrás. Estas nuevas historias de esas familias que ella había estado entrevistando, comienzan a nutrir y a cambiar el guión, a llevarlo a como está ahora. Entonces toda esta investigación previa, es lo que permite tener las herramientas para contar la vida de Amparo.

La película contó con actores naturales que viven en la isla ¿Como fue el acercamiento de los actores a la historia?

Fue muy bonito. La producción se acercó a la isla, a los espacios donde se grabó, y una vez que se seleccionaron a las personas que iban a ser parte del proyecto, se empezaron a realizar talleres lúdicos, de formación, de juego, para preparar a las personas para todo lo que se venía en la etapa de rodaje. Y esta parte fue muy importante el equipo liderado por Carlos Fagua, que fue el encargado de realizar todas las dinámicas sobre las cuales las personas fueron perdiendo poco a poco su timidez, se fueron conociendo entre ellos mismos, y poco a poco fueron entrando en el código de tener que asumir una representación frente a una cámara, no asumir un personaje, porque no se representan personajes, son ellos mismos en la película.

¿Cómo fue el trabajo con las comunidades indígenas?

Muy grato. De todas maneras, Beatriz ya había realizado, previo a la etapa de rodaje muchas visitas a la isla de la fantasía, había tenido contacto con las personas de allí. Ya había una confianza ganada, un respeto y una veneración por parte de ella hacia ellos. Tenía muy claro el respeto debido hacia las comunidades de no intentar colonizar, sino entrar a dialogar y aprender de ellos. Esa etapa previa fue fundamental para cuando llegamos el resto del equipo. Nos acogieron amorosamente y pudimos aprender muchísimo de ellos, de su sabiduría ancestral, de sus ritualidades, de su memoria, de su veneración por lo sagrado, por la naturaleza, por el rio… El río tiene una presencia importante como símbolo dentro de la película.

En la historia, su personaje se siente muy acostumbrado al río. ¿Cómo lo hizo?

La película se grabó en dos etapas, una en la que el rio Amazonas está crecido, y otra en la que el rio ya ha bajado, y claro, las personas de la isla de la fantasía viven la mitad del año sobre el agua, por tanto el agua tiene un significado importante para la gente de la comunidad, no solamente por el hecho de que están viviendo sobre el agua, sino también el río como elemento de sustento, porque allí pescan. El río como elemento de supervivencia, pero el rio también como elemento de espiritualidad, porque hay una cosa cíclica, ondulante, esta idea de la vida, de la muerte, a través del agua. Por eso es que vemos constantemente el rio.

En este largometraje, como sugiere el título, predomina el silencio como hilo dramatúrgico, ¿Cómo fue trabajar desde el silencio?

Es un silencio muy diciente, un silencio que nunca está callado; desde él cada uno de los personajes está diciendo y gritando mucho. Tenemos una madre que se está tragando sus palabras, está guardando silencio, pero todo su cuerpo grita lo que está sintiendo internamente. El hecho de sobrevivir, por un lado, intentar recomponer su vida, intentar encontrar a su esposo desaparecido, intentar sobrevivir en medio de toda la situación en la que se encuentra enmarcada, es una voz que, aunque no se escucha, está muy presente en las miradas, en los gestos, en los ademanes, en las relaciones que tiene con los personajes. Y desde allí, creo que fue muy interesante lograr encontrar la carga energética. Lo que significa actuar en silencio. En este punto es clave la directora para saber dirigir y como exigirle al actor lo que debemos contar. Ella quiere que nosotros gritemos a través del silencio.

Es inevitable la referencia al pueblo de Comala, de la novela Pedro Paramo, se siente un ambiente similar, en ese sentido, ¿todo eso estuvo presente desde el principio o fue surgiendo en el camino?

Quizá no con estas referencias, pero si está pensado el ir contando a gotitas cada uno de los elementos, sobre los cuales se va tejiendo poquito a poquito la colcha en la que se va armando, y como cada una de las piezas se va acomodando hasta juntar la pieza completa al final. Entiendo que los referentes de Beatriz, desde el punto de vista cinematográfico son referentes de cineastas europeos y asiáticos. Para ella la conexión con el cine asiático es fundamental, y encuentra muchas similitudes entre la ritualidad de los pueblos indígenas y la ritualidad de la cultura asiática, y es a partir de estos referentes que ella se agarra para ir contando a cuenta gotas, cada uno de los elementos que aparecen dentro de la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s