El mito de la zona de prensa

Por Manuel Estévez

@Sonoadicto

Foto Pablo Ruíz.

Durante una década he asistido como acreditado por prensa a Rock al Parque (leer esa frase con voz de abuelo gagá), desde hace seis años con Revista Sono. Siempre he notado ideas externas erróneas alrededor de esta supuestamente privilegiada posición. Desde fuera es muy fácil creer que simplemente es una forma de no hacer cola, pasarse un puente de fiesta, conocer a los artistas e ir a mamar gallo de manera relajada. Muchas veces estos conceptos son reforzados por colegas vagos que van a joder, tomarse fotos y hacer la fácil.

Lamento decir que no es sólo eso, aunque algunas cosas propias de grupi se pueden lograr. Ser un periodista responsable es llegar temprano, ver muchas veces artistas que a uno no le gustan – de ñapa hacerles notas-, cargar equipos, mamarse el clima que Dios provea, comer lo que se pueda en ocasiones, ir de escenario en escenario y ser comunity manager, fotógrafo, periodista, camarógrafo, consejero sentimental, maestro de auto ayuda, público de las primeras bandas locales y mensajero según lo que se ofrezca. Lo peor es que uno lo disfruta inmensamente y lo hace con cariño. La verdad, es el único momento del año en el cual la escena emergente local, a la cual uno sí está atento 335 días al año, tiene una verdadera notoriedad.

El panorama empieza con una requisa en la cual ciertamente se pierde menos dignidad que en la normal pero uno debe ser mucho más respetuoso ya que representa un medio. Ocasionalmente, no falta el auxiliar con alma de agente aduanero ochentero de algún régimen totalitario del medio oriente. La verdad es chiste, pero de sólo imaginarlos pensando en el guante de látex lubricado me animé a escribirlo. Usualmente el trato es amable, aunque si han habido algunos roces en estos años con la policía y la logística. Una vez un genio de logística me habló por un megáfono a todo volumen a menos de un metro y casi le inserto el aparato vía nasal.

Luego, al entrar, se camina por ese corredor blanco de esa popular pero nivea polisombra tras del cual se puede uno encontrar cualquier cosa: la banda despidiéndose, el escenario vacío o un lugar óptimo para hacer un muy buen inicio de fotos y video. Es todo un momento de estrés y ansiedad.

El Escenario Plaza y el Bio están intercomunicados y en la mitad encuentra uno las camionetas y estudios portátiles de algunos medios de comunicación y al lado una carpa que corresponde a la sala de prensa. Un lugar para descansar, para hacer entrevistas, ponerse citas con los compañeros, buscar señal wifi o cargar los equipos. Han habido ediciones más lujosas que otras en el sentido de las facilidades o beneficios que allí se brindan. Desde cerveza sin licor ilimitada (pregúntenle al man de Exodus), bebidas energéticas, refrigerio en cosita de icopor, stands de marcas, improvisados conciertos desconectados de los participantes en el festival o alguna vez la osadía de un colega heroico que bajó un cable del poste para conectar los chécheres.

Luego está el escenario Eco, el cual es lejos. A la tercera ida y vuelta uno ya está mamado. Cuando hay mucha gente es difícil accesar porque cruza las filas para comprar en los carritos en la zona de comidas y además, uno debe ser cuidadoso con sus cosas, si uno da papaya le pueden sacar algo. Muchas veces no es el más privilegiado de sonido, montaje y escenografía pero de unas ediciones para acá ha aportado algunos de los actos artísticos más interesantes que se han presentado.

Cada espacio de prensa en los escenarios está destinada para que fotógrafos, videógrafos o periodistas cumplan con su labor de forma cómoda. Esto se ve interrumpido con los invitados de los cuales hay unos que entienden este detalle, muchos. Sin embargo, no faltan el tipo de dos metros con un paraguas, el que lo empuja a uno en plena grabación de video o los genios que se les ocurre poguear y montar la espantosa, tarjeta roja para todos estos mensos.

En cada ingreso, foso o intersección hay que mostrar la manilla/escarapela donde abnegados muchachos de logística deben imponer autoridad y ser capaces de disuadir a colados y decomisar manillas sospechosas. Estoicos ante el “¿Ud no sabe quién soy yo?” estos chicos cumplen una demandante labor espantando por 8 horas borrachos, exestrellas de rock, insinuantes grupies criollas y novios tarados de grupies criollas que aseguran que los están esperando dentro, que su chica es amiga de tal cantante.

Los campeones del aguante son los encargados de montar y desmontar escenografías. Estos tipos son camiones de trabajo arrancan alrededor de una semana antes con este agotador trabajo y deben desmontar, la parte más fea del tema, seguramente en un tiempo limitado.

También hay roadies, ingenieros de sonido, tour managers, jefes de prensa y todos aquellos que velan porque los artistas tengan una buena presentación, su trabajo tenga repercusión en medios y estén bien en todo lo posible. Obviamente entre más grande es el prestigio del músico más gente carga y más lo consienten pero me consta que los colombianos hacen con mucho corazón su labor con los artistas locales, en la medida de las posibilidades.

El itinerario de todos los artistas es muy similar. Hacen prueba de sonido, uno o dos días de anticipación si son locales, o muy temprano a la madrugada si son internacionales. Tienen un tiempo en camerinos determinado antes y después de la presentación. Luego de su presentación salen a una rueda de prensa general, ahí pueden ser abordados para hacer entrevistas cortas, fotos o propuestas indecentes. Luego salen a una gira de medios por las carpas y camionetas de medios antes mencionadas. Algunas estrellitas no dan entrevistas o concertan unas muy exclusivas con grandes nombres del periodismo.

A veces resulta fácil criticar o alabar a figuras sin rostro. Detrás de todos los aciertos y errores hay personas que la hacen y que la cagan. Seres humanos que se machucan los dedos, se ríen, pasan sed, se enojan o simplemente pasan un momento por la vida de otro pero lo motivan a comprar una guitarra, un bajo o una batería, cambiando su percepción del mundo para siempre. A todos ustedes va dedicado esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s