Scorsese desea escuchar la voz de Dios

Por Manuel Estévez

@Sonoadicto

silence_13
Foto cortesía Cine Colombia.

El director de cine Martin Scorsese se disfraza del realizador japonés Akira Kurosawa y lo homenajea en El Silencio, su más reciente película. Algo diferente respecto a su filmografía reciente como El Lobo de Wall Street o Los Inflitrados, no renuncia a su reconocido estilo narrativo pero la maneja a velocidad muy lenta. En esta, cuenta la historia de la semilla del culto cristiano en Japón y la forma en que el gobierno lo persiguió a sangre y fuego.

Luego de películas ruidosas y llenas de rock, punk, balaceras y personajes gritones, Scorsese presenta esta contemplativa producción en la cual presenta su reflexión personal contra la religión y su uso como arma política y recurso económico. Esto representado en dos sacerdotes portugueses destinados a enseñar la ‘verdad’ en este lejano país. Está inspirada en hechos reales, es decir, una historia de la vida pero con actores más bonitos que los auténticos protagonistas.

Nos traslada al Japón del S XVI, territorio codiciado por varios países europeos que a modo de ver del Gobierno local han inculcado su religión para desestabilizar y dividir a su pueblo. En parte rural crece el culto al cristo como un paleativo a la pobreza y terribles condiciones de vida. Las promesas de algo mejor en el paraíso convencen a muchas personas de perder aprecio por su vida terrena y buscar la recompensa en el otro mundo. Muy amablemente los agentes estatales los mandan a disfrutar de su creencia sin ningún problema.

Scorsese ya había hecho películas sobre la fe y la espiritualidad como La Última Tentación de Cristo o Kurdum (basada en la historia del Dalai Lama). Acá camina sobre terrenos muy arenosos y territorios que no son los suyos, lo contemplativo es raro en este vertiginosos realizador. Es una búsqueda mística no tan explícita por parte de este realizador.

Adam Driver realiza un papel muy acertado como un dogmático monje. Tengo mis dudas con Andrew Garfield, quien me gustó mucho como El Hombre Araña, pero tanto en esta como en Hacksaw Ridge me ha dejado dudas, parece sacado de alguna serie juvenil. Más producto de su fisonomía que de su trabajo, porque es un buen actor. Yosuke Kubozuka es Kichijiro, un personaje que describe de manera explícita la relación del que cree entender una doctrina y no lo hace, tremendo papel.

Técnicamente recurre mucho a la estética del teatro. Por momentos me sentí viendo una obra con elementos muy vívidos y casi reales, la neblina, el hambre y el agua fría se pueden sentir. La música de Howard Shore resuena con mucho poder gracias a un muy bien pensado diseño sonoro. Es austera y mesurada, logra buenas cosas sin recurrir a tanto.

Este proyecto fue aplazado varias veces y la verdad no ha contado con el favor del público, tampoco fue tenido en cuenta de manera importante por la Academia, sólo se tuvo en cuenta el trabajo en fotografía de Rodrigo Prieto. Es una historia narrada de manera clásica, tiene un ritmo muy clásico, se toma su tiempo. Es intensa y sus momentos climáticos son duros y apasionados, presenta estos dos matices.

La religión ha causado muerte y tristeza en la historia de la humanidad y no es más que un punto de vista personal, esa podría ser la lectura de la película. Los humanos somos humanos y vivimos en una constante lucha por lo que creemos sin entender lo que realmente somos. Quizá Scorsese está en esa duda y está buscando a Dios, una conexión con una esfera más alta que responda y no nos deje esperando en silencio. Porque desde acá en la tierra creer en él es un acto de fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s