No hay más balazos para la ingrata

Por Manuel Estévez

@Sonoadicto

re

La información de que Café Tacvba no va a tocar más la canción Ingrata porque según palabras de los artistas incita al feminicidio se suma a una larga lista de moralidades y abstenciones hacia lo que hace unos años era normal y pasaba desapercibido y hoy en día es políticamente incorrecto. Es un cambio que debemos entender de manera pausada y sin dramas.

Primero, estimo que el rock es claramente un género machista. La mujer en géneros como el glam es vista como un artículo forrado en cuero que viene adherido a una Harley Davidson, o a una barra de striptease en tanga. Así los rockeros se indignen con las letras del reggaetón su cultura en cuanto al tema género no es tan distante.

Muchas canciones canciones han hecho alusión a agredir a la pareja. Hoy voy a asesinarte de Siniestro Total, en la cual un tipo está mamado de que su mujer le ponga los cuernos hasta con su papá y mamá, es un caso. Aunque realmente es una tomadura de pelo ochentera, y así se debe entender. En la canción La Cuchilla de las Hermanitas Calle, es al revés, una mujer despechada amenaza con destripar al que no la quiere y matarle a la mamá. Nada ha pasado.

Ahora, si nos desplazamos hacia atrás en el tiempo algunas décadas al DF, nos encontramos con una banda que tras un primer disco basado en la cultura popular y con letras muy cercanas al humor punk (por algo citan al actor cómico Tin Tan como una influencia) estaba buscando consolidar su estilo y sonido. El Café Tacvba de principios de los noventas no era el supergrupo de ahora, eran una banda que con lo que tenía a mano demostraban que el rock podía ser hecho por mestizos. Además, de enseñarnos a valorar la cultura popular que nos vio crecer y no despreciarla por creernos muy blanquitos, esos fueron los grandes logros de artistas como ellos, Caifanes y Aterciopelados.

En ese momento, por darle un guiñó a esa cultura machista mexicana y cagados de la risa, escribieron que le iban a dar un par de balazos a la ingrata. Todos la cantamos en el bar Kalimán y cuanta fiesta hubo y nunca nos fijamos en ese detalle. Claro, el tiempo pasa y uno le va sonando descuadrada la letra por la evolución del tema del género y la consciencia que adquiere.

El asesinato de mujeres en México es un tema muy grave. Las narraciones de mujeres apresadas como esclavas sexuales por bandas criminales lo hacen llorar a uno. Lo peor de todo es que ahora es visible en este país por la explosión de noticias negativas pero sucede en todo el mundo y a todos los niveles; La mujer sigue siendo actualmente acosada, tratada como un objeto de placer y un trofeo de guerra.

Ahora hacer un comunicado de prensa para aclarar que no la tocan desvirtúa la cosa y la lleva a un estadio más de noticia que de una sana intención por enmendar. Que tal si en vez de una aparición mediática, simplemente le cambian la letra a la canción en vivo, quedan como príncipes. Hay cosas que es mejor que le público note y no que le digan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s