Bowie visto desde los ojos de otros artistas

Por Redacción Sono

@RevistaSono

La muerte de David Bowie ocasionó las más diversas reacciones. Muchos se convirtieron en fans, había sido influyente en la carrera de todos los artistas, se le rindieron homenajes dudosos y lo elevaron al nivel de Dios.

Bowie ha sido el artista más influyente de la historia del rock en ciertos círculos culturales, no el más popular en el circuito comercial. Su música y actitud calaron dentro del punk, el pop, la electrónica, el gótico y el rock indie. Todo esto debido a lo ecléctico de su arte y lo culto de su visión.

Viendo los cientos de homenajes que le realizaron se entiende su importancia dentro de la cultura pop. Algunos no fueron muy afortunados, cayeron en la histeria de la noticia de su muerte, eran lugares demasiado comunes o simplemente no eran creíbles por parte de los intérpretes que los realizaron.

Escogimos algunos que se hicieron años atrás del fallecimiento de David Bowie y que por el peso de los artistas resultan valiosos. Por supuesto cada uno tiene el derecho de homenajear a sus ídolos como le parezca y seguramente se nos escaparon algunos buenos ejemplos.

Seal, una de las voces británicas más bellas del soul inglés y el exesposo de la hermosa modelo Heidy Klum, presentó en 1996 una versión del clásico Quicksand. Esta canción fue incluida en un desconectado presentado en la Academia musical de Brooklyn en abril de ese año.

Es curioso que Seal escogiera esta canción que habla sobre masonería, filosofía y menciona al ocultista inglés Aleister Crowley (sí, el mismo Mr Crowley de Ozzy Osbourne) y su logia de La Aurora dorada. Compuesta por Bowie para el disco Hunky Dory revela la manera en que la magia y lo misterioso ocuparon un lugar importante en su vida y sus letras.

Beck contó a la revista Rolling Stone que había visto por primera vez en vivo a David Bowie en 1983 y lo describió como ver a Sinatra o Elvis. La publicación incluyó un texto del artista hablando sobre la influencia que Bowie había tenido durante toda su vida en él, esto por motivo del fallecimiento del inglés. Habló sobre la versión que había realizado de la canción Sound & Vision, buscó hacerla grande incluyendo a muchas personas y reimaginarla de manera surreal.

Esta canción incluida originalmente en el disco Low de 1977, pertenece al material que Bowie grabó para su legendaria trilogía de Berlín en los estudios Hansa. Bowie se acercó a la música ambiental, la electrónica y el krautrock en este periodo, consiguiendo tres discos de gran calidad y amplia influencia para otros músicos.

Resulta simpático encontrar que The Cure, con toda su estética oscura, ha versionado temas tipo R&B. Pudiendo escoger entre muchas canciones de la época new wave de Bowie se decidió por Young Americans, una canción de las más negras de Bowie. La versión, completamente alterada y llevada hasta lo más oscuro, fue presentada en 1992, ha sido incluida también en un disco de recopilación de lados b y rarezas.

Esta canción y el disco homónimo supusieron la entrada definitiva de Bowie al mercado estadounidense y su primer número uno en listados de popularidad en 1975. No imaginamos si Lars Von Trier hubiera usado este tributo en vez de al original para el final de la dramática Dogville.

Bauhaus grabó la canción Ziggy Stardust y la presentó en un maxi sencillo en el cual incluían versiones de Waiting for my man de Velvet Underground y Third Uncle de Brian Eno. Esa canción, tocada por artistas tan distintos como Def Leppard y Seu Jorge, resulta un ícono del llamado glam rock de los setentas. Bauhaus logra una versión distorsionada y aun más oscura.

La relación de Bowie y Bauhaus siempre ha sido curiosa. Bowie era fan del postpunk que hacía la banda y lo aplicó en 1980 en su trabajo Scary Monsters. Sin embargo, Peter Murphy, vocalista de Bauhaus, es un fan completo de Bowie y asumió muchas de sus actitudes, movimientos y estilo para cantar. Un caso de una rara simbiosis atemporal.

Nile Rodgers produjo el disco Let’s Dance en 1983. Este trabajo se convirtió en el mayor éxito comercial a nivel mundial en la carrera de Bowie. Rodgers, reconocido guitarrista de la escena del funk y el disco se presentó en 2008 con su banda Chic, invitó a varios amigos e interpretó la canción que da nombre al álbum, según él en este video por tercera vez en su vida. Luego la ha toca varias veces más.

Esta canción es un ejemplo entre muchos de cómo Bowie se rodeó siempre de grandes artistas que potenciaron su obra. El disco también es un recuerdo de lo cruel que podía ser. Escogió como guitarrista principal para la grabación a Stevie Ray Vaugham y engañó a Earl Slick, su guitarrista de años, mándandolo a grabar supuestas maquetas a otro estudio.

Starman ha sido, desde hace años, una canción que Boy George y su reunida banda Culture Club vienen interpretando. El artista del movimiento new romantic siempre ha manifestado su amor y admiración por David Bowie. Mucha de su apariencia, y en general el maquillaje y vestuario de su generación, estuvieron siempre influidos por la búsqueda y experimentos en la imagen que Bowie realizó.

La canción, presentada en el disco The Rise And Fall of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars en 1972, es una suerte de fábula sobre un alienígena artista que obtiene el éxito y luego es asesinado por sus propios músicos. De cierta manera un renacer para la dilatada carrera de Boy George.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s