30 AÑOS DE GIROS, FITO PAEZ OFRECIENDO SU CORAZÓN

Por Redacción Sono

@RevistaSono

giros

‘Giros’, el segundo disco en solitario de Fito Paez cumple 30 años y por tal motivo el artista argentino ha realizado una gira para celebrarlo. Este disco está lleno de experimentación, mensajes, posturas políticas, casualidades y anécdotas. Es, sin duda, uno de lo mejores trabajos realizados por el rosarino.

Para desmarañar su esencia, entenderlo y quizá hacer más míticos sus mitos hablamos con Giovany Flórez, quien nuevamente nos demuestra su profundo conocimiento sobre el rock argentino, y nos cuenta interesantes detalles de este legendario trabajo surgido en plena postdictadura y que buscó llenar de esperanza a una nación entera.

El nombre ‘Giros’ siempre me ha hecho pensar en ‘Heroes’ de David Bowie, ¿existe algún tipo de relación?

No. Realmente el nombre del disco parte de la primera canción. Pero no conozco que haya una influencia de Bowie en el disco. Puede ser como la anécdota con la canción ‘Cable a Tierra’, la cual todo mundo dice que Fito se la escribió a Charly por que estaba mal y en las drogas. Fito dice que a punta de rumor se terminó volviendo cierto. Fue una canción que escribió pensando en sí mismo y su generación.

Uno podría pensar que si mucha personas tuvieran la idea de lo de Bowie podría volverse cierto, pero no lo es.

¿Quién era Fito Paez en esta época?

Un niño con suerte y talento. Tenía 22 años y ya había tocado con su ídolo de toda la vida (Charly), había salido de la pequeña comunidad de músicos de Rosario y tenía un nombre propio en la música argentina.

Con ‘Giros’ logró expandirse y tomar solo las decisiones. Su primer disco ‘Del 63’ no tuvo mayor trascendencia por estar hecho aun bajo la tutela de Charly, pero ahora logra llenar el Luna Park sin depender de nadie.

El arte de la tapa es muy new wave, ¿obedecía a la moda o era algo underground que ocultaba Fito?

Fabiana Cantillo, su pareja de esa época, cuenta como estaban viviendo juntos en Bs As y ella todo el tiempo pintaba cielos en las paredes y los espejos. Ella dice que seguramente le quedó sonando esa idea. Otra idea puede ser la de su relación crítica con el tema de los desaparecidos en Argentina.

Podemos decir que viene de la influencia de Cantillo, que era muy fuerte, y el tema de las desapariciones y las manera como quedó tapado bajo la alfombra con la ‘Primavera democrática’ de Alfonsín.

¿Qué opina de la alta dosis de política contenida en el disco ‘Giros’ enmascarada un poco en canciones de amor?

Enmascarando no. El disco es directo.

Si usted lo compara con ‘Alicia en el País’ de Serú Girán nota que ese si es toda una metáfora que, usando palabras disfrazadas, acusa a la dictadura de todos sus crímenes. En el caso de ‘Giros’ las acusaciones son directas. Por ejemplo, en ‘DLG’ que es una expresión de izquierda popular que traduce ‘Día de los Grones’, Fito invita a una reunión de izquierda. En ‘Decisiones Apresuradas’ habla de las repercusiones de la dictadura y la corrupción que permite el ingreso de la cocaína a Argentina.

Giros es la comunión perfecta entre el tango y el rock, ¿podría ser la mejor canción argentina en ese sentido, qué tan pionera fue?

Ahí debemos ver el origen de Fito. La gente podría pensar vue arrancó con Charly pero en realidad lo hizo con Juan Carlos Baglieto en el Rosario de finales de los setentas. Además el papá de Fito era un melómano que lo puso a escuchar a Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui, Frank Sinatra, un universo musical gigantesco. En ‘Del 63’ sacó todo lo rockero que llevaba dentro y el ‘Giros’ sacó todas la influencias de su niñez que no tienen nada que ver con el rock de Bs As. Con su padre conoció a Piazzola, a Troilo y el folclor. Lo que hizo fue tomar la música de The Beatles y la impregnó de toda esa sonoridad argentina.

Por ejemplo el bandoneón que se escucha en ‘Giros’ realmente es un teclado, creo que es el primer disco en Argentina en que un bandoneón se hace un teclado. La forma en que marca los compases de ‘Yo vengo a Ofrecer Mi Corazón’ es claramente folclor argentino. Este es un Fito que ya no tiene nada que demostrar y se sienta a experimentar.

Es raro encontrar temas tan alegres como ‘Taquicardia’ en Fito, ¿a qué cree que se debe esto?

Se puede ver un bloque que es ‘Taquicardia’ y ‘Narciso y Cuasimodo’, son dos canciones que van a toda velocidad. ‘Giros’ se debe tomar como un concepto y una unidad. Pensaría que ‘Taquicardia’ tiene mucho que ver con su etapa inicial, además si usted analiza los discos de Fito tienen una particularidad: siempre tiene canción lenta y canción rápida en un patrón.

‘Giros’ y ‘Alguna Vez quiero ser Libre’ son sumamente parecidas, ¿podría ser una continuación?

Si tienen relación. Fito cuenta que las compuso prácticamente en llave, una detrás de la otra. Se nota la influencia de Spinetta antes de que se conocieran. Tiene un sonido jazz impresionante, lo cual es una influencia directa del Spinetta Jade de mediados de los ochentas.

¿11 y 6 es una canción social o de amor?

Al igual que cualquier canción puede ser tomada de diferentes formas. Él la compuso en una gira con Baglieto por el interior de Argentina. Una noche les dio por convertir una habitación de hotel en una sala de ensayo, subieron los dueños a sacarlos y mientras unos peleaban Fito estaba encerrado componiendo la letra de ’11 y 6′.

Al él le preguntan cómo llegar a una canción de éxito a lo que responde que uno no sabe si va a tener éxito o no. Simplemente es un análisis de amor pero bajo el concepto de la Argentina de mediados de los ochentas y que está entre el sí y el no por acabar de salir de una dictadura. Siempre va a destacar lo amoroso de la canción pero si uno va más allá el contexto es muy complejo.

Los temas del disco son la soledad, la falta de comunicación, las adiciones y las pérdidas, ¿cómo ha variado el temario de fito desde ese entonces?

Fito, a diferencia de otros, es un músico autobiográfico. Si usted quiere conocer su vida, escuche sus discos. Cuenta la historia de su país y la de sí mismo. Siempre reflejan lo que a él le pasaba. Todo mundo le alaba ‘Yo Vengo a Ofrecer Mi Corazón’, canción versionada entre otros por Mercedes Sosa y Ana Belén, cuando le preguntan cómo llegó a esa canción el responde que simplemente estaba sentado un día al medio día frente al piano y salió sin ser consciente de lo que estaba escribiendo. Muchos argentinos se sintieron identificados con el mensaje luego del dolor que les había causado la dictadura, era la posibilidad de volver a darse a la sociedad para volver a empezar y hacer un cambio significativo.

¿Qué opina del staff de músicos que uso Fito para grabar este disco?

En esa época todos eran de igual a igual, las únicas estrellas eran Charly y Spinetta. Paul Dourge, el bajista, dice que un día estaba tocando para Celeste Carballo y Fito lo invitó a tocar. Tweety González, quien fue fundamental como arreglista y productor en varios discos, era muy cercano en esa época. Todos eran músicos de la misma escena, no escogió a nadie basado en un presupuesto, los músicos fueron sus amigos de ese momento. Fabían Gallardo era su amigo de infancia en Rosario y eso le da un color porque es un disco grabado por amigos, entre amigos y pensado para ser tocado en vivo por estos mismos amigos.

Con los años Tweety se convierte en un productor inmenso y empieza a tocar con Soda Stereo, Fabián Gallardo inicia su carrera solista, Wirtz hará parte de algunas formaciones de Spinetta. En ese momento eran muchachos de 22 años con ganas de hacer y crear sin esperar mucho, simplemente estaban con la sed de decir lo que sentían.

¿Cómo asumía Fito ser el teclista de Charly García y estar un poco a su sombra?

Hay cosas graciosas. Existía la leyenda de que Charly por envidia ponía a Fito a tocar de espaldas y la gente se queda ahí. Lo bonito es ver cómo se conocieron. Fito era ultra fan de Charly, de afiche en la pared y saberse todos sus discos, entonces imagínese que a un chico de 19 años se presente su ídolo y le diga que quiere tocar con él. Hasta el día de hoy Fito ha mantenido una posición de sencillez y nobleza con Charly, es decir puede hacer y decir lo que quiera y él jamás lo va a criticar. Siempre ha aceptado su influencia, todo lo que le aprendió y dice que se siente bien si le dicen que está tocando parecido a Charly.

¿Quiénes son los amigos de Fito?

Habría que hacer líneas delgadas. Si hablamos de músicos referentes podríamos hablar de Spinetta, Lito Nebbia, del mismo Charly García; pero si hablamos de su círculo más íntimo hablamos de personas como Lilian Herrero, una persona que lo conoció antes de la fama, y le dio por la vena de la lectura, del pensar de izquierda y luego él la impulso a dedicarse a la música, actualmente es cantante de folclor. Gratamente uno ve que Fito conserva a sus amigos de la infancia como Fabián Gallardo con quien ha colaborado varias veces.

Para el inicio de esta gira en diciembre en Bs As Fito se hizo acompañar de los músicos de la banda original, lógicamente menos el Tuerto Wirtz ya fallecido. Hay algo muy bonito, hace 10 años hizo un concierto festejando sus 20 años de carrera y decía Juan Carlos Baglieto que podía haber tenido 2000 invitados o llamado a grandes músicos de la escena mundial pero prefirió tocar con las mismas personas que lo descubrieron el Rosario a finales de los setentas.

¿Quiénes son sus detractores?

Podemos ser varios tipos de personas.

Primero aquellos que sin escuchar atacamos sin entender, por ejemplo esos que dicen: “otra vez Fito Paez en Colombia, pero es que viene cada año, esos discos nuevos…”, uno piensa ¿y estas personas realmente se sientan a escuchar un disco de Fito Paez?

Fito no se queda callado con lo que piensa y polarizó su carrera al apoyar el Kischnerismo en Argentina. Esto le llevó una cantidad de problemas especialmente hace unos años cuando dijo en una carta ue aquellos que votaban por Macri le daban asco.

Los detractores pueden ser aquellos que atacan sin pensar, que no están de acuerdo con su manera de pensar y que no se detienen a ver qué hay detrás de su música.

Cuando publicó la carta contra los seguidores de Macri recalcó que ya lo había dicho en ‘Ciudad de Pobres Corazones’ y ‘El Diablo de Tu Corazón’. Tuvo después una polémica muy conocida porque abiertamente se molestó porque Arjona había llenado 14 o 15 noches seguidas el Luna Park. Todo mundo se le vino encima, Arjona le dijo que era sólo una sombra y una copia de Charly. Pero el tipo tenía razón al decir que lo que más vende es lo que menos consciencia social y trabajo musical tiene deja mucho que desear.

En cierta medida sus detractores son quienes más lo escuchamos con un oído crítico y podemos decir: esto sí, esto no. A mí hace años dejó de gustarme pero en cada disco encuentro pinceladas que me gustan. En mi opinión la ida de Guillermo Badalá le mató el sonido y después de su partida no ha hecho un disco completo. Su mejor regalo son estas giras de aniversario y la posibilidad de escuchar canciones que nunca han sonado en Colombia.

¿Qué hizo tan grande este disco ‘Giros’?

Retrata, no sólo la persona que era Fito en el 85, sino también la nación argentina. Es un disco lleno de esperanza que nos dice que podemos llegar a ser felices después de toda esta mierda de la dictadura. Podemos tener un presente sin olvidar el pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s