GALLINA NEGRA, UN RITUAL DEVELA LA MAGIA QUE UNE A LA MÚSICA

Por Redacción Sono

@RevistaSono

gallina negra

“Cuando iniciamos estaban en boga el ska y otras manifestaciones con las cuales no conveníamos. En este sentido no son afectan los cambios en las corrientes que van y vienen”.

El poder de la música es uno, sin importar el género cada estilo aporta elementos importantes que se pueden reflejar en otros estilos, mezclarse y reinterpretarse. La música posee un número limitado de notas e incluso de estructuras, pero es la capacidad artística y creativa la que la desarrolla.

Jorge Calleja, es un compositor con formación académica que dirige la agrupación mexicana Gallina Negra, un proyecto donde podemos encontrar música tradicional mexicana, rock progresivo y las respectivas fusiones de cada uno. Luego de más de dos décadas de trabajo, esta agrupación ha logrado salir del esquema inicial de rock en favor de sonidos mestizos y mensajes musicalmente muy profundos.

Hablamos con él durante su primera visita a Colombia con motivo de la presentación de su quinto disco ‘Altiplano Central’, un tranquilo, espiritual y relajante recorrido por el son, el jazz y el rock progresivo. 

¿Qué tipo de música mexicana fusionan ustedes en Gallina Negra?

Es hablar del folclore tradicional mexicano. Géneros como el son jarocho o el son istmeño, Amoldamos estructuras de estos sones con el jazz, el rock y la música académica.

¿A qué se debe el nombre de Gallina Negra?

A un ritual de los nahuas en el estado de Veracruz. Un chamán pide por la comunidad y sacrifica una gallina negra como simbolizando los males, yo compuse una canción y a raíz de esto el grupo tomó ese nombre. Originalmente lo habíamos llamado Similares Inconexos.

¿Se sienten más cerca del rock o del folclore?

Creo que estamos cercanos al rock, sobre todo progresivo. Somos próximos a algo que en los setentas se llamo rock en oposición, una propuesta en la que músicos de conservatorio que copiaban estructuras de rock siendo académicos.

El rock en México tuvo la generación de fusión de los noventas y ahora todas estas bandas indies con propuestas más británicas o gringas, ¿Cómo sienten este acercamiento más a lo foráneo que como era hace 20 años?

No sé si afortunada o desafortunadamente nuestra propuesta cultural siempre ha estado en la parte cultural un poco alejada de la parte comercial. Cuando iniciamos estaban en boga el ska y otras manifestaciones con las cuales no conveníamos. En este sentido no son afectan los cambios en las corrientes que van y vienen.

¿Cuáles sin sus influencias?

Van desde lo académico con compositores como Ligeti o Stonhausen, las influencias folclóricos y las influencias rockeras desde Beatles hasta King Crimson.

¿Piensa que el rock virtuoso pueda volver a ocupar un lugar dentro de la música pop?

Yo pienso que sí. Al igual que en muchas cosas en la música también hay ciclos y en ese sentido habrá momentos no tan virtuosos y otros en que surjan estas genialidades. No sé si dentro del rock pero en otros géneros hay muchos virtuosos y los seguirá habiendo.

“El empírico toca con una técnica personal que ha perfeccionado toda su vida en el instrumento, el académico se prepara con conocimientos que le inculca pero esto no lo acerca al feeling del blues o jazz. Debes estar en el universo de cada género”.

¿Qué diferencia sientes entre un guitarrista muy académico y otro que lo hace más de feeling?

Son cosas distintas. El empírico toca con una técnica personal que ha perfeccionado toda su vida en el instrumento, el académico se prepara con conocimientos que le inculca pero esto no lo acerca al feeling del blues o jazz. Debes estar en el universo de cada género. No soy guitarrista, soy compositor y me abre el panorama de las estructuras y cómo construir las bases musicales.

¿Cómo ve el auge de los cantautores y una música tan sencilla?

Parto siempre de la autenticidad de una pieza. Aprecio mucho compositores de boleros que no son estudiados pero lo hace con mucha autenticidad. En ese caso que sin guiarte por lo comercial le imprimes el mayor compromiso posible para tener un resultado artístico; cuando lo haces por dinero, debes hacerlo sencillo y rápido porque hay que hacer una tras otra, esos músicos si no me interesan.

¿Cuál ha sido el proceso de la banda?

Casi somos los mismos desde el principio. Iniciamos muy jóvenes, entre los dieciocho y veinte años, con la idea de hacer una banda de rock que poco a poco fuimos fusionando. Hemos evolucionado el sonido de la banda en el sentido en que nosotros mismos hemos mejorado como músicos.

¿Cómo es el trabajo de la banda teniendo un compositor determinado?

Generalmente como compositor visualizas toda la pieza. En el caso de la banda siempre escuchamos las opiniones de todos los demás y así se van haciendo las modificaciones de la misma pieza y al final de todo es un trabajo colectivo. Tenemos muchos pasajes de improvisación que van construyendo las piezas.

¿Por qué vinieron a Colombia?

Teníamos un viaje a otro lado y lo cambiamos. Me fascinan Totó la Momposina, los tambores y las gaitas. Queremos sentar un precedente, conocer gente, decir que ya estuvimos acá.

Escuché acá la música de Gallina Negra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s