TOM HARDY, EL POTENTE VILLANO DE EL RENACIDO

Por Redacción Sono

@Revistasono

“Barbado, calvo, musculoso, delgado, elegante, gamberro, todo eso y más puede llegar a ser Hardy”.

El inglés Tom Hardy es un caso de actor dotado para realizar infinidad de papeles. Su físico le permite hacer cine de acción, su talento actoral ha sido tenido en cuenta por directores de autor, además es muy polifacético para cambiar su aspecto y edad. Barbado, calvo, musculoso, delgado, elegante, gamberro, todo eso y más puede llegar a ser Hardy.

Inició su carrera en la exitosa serie de HBO ‘Band Of Brothers’ y luego de varios papeles en tv y cine tuvo su protagónico en ‘Bronson’, la historia real del criminal más violento del Reino Unido. En este papel brindó una actuación física, descabellada y al mismo tiempo muy teatral, el personaje avaló casi en su totalidad la película. Dos años después obtuvo el papel que lo consagró ante el público cuando en 2010 participó en ‘Origen’ como un miembro del equipo de Leonardo DiCaprio, esta película fue aclamada por sus efectos visuales e historia compleja, un clásico instantáneo de Christopher Nolan.

En 2011 actuó en ‘Tinker Taylor Soldier Spy’, una buena película de espías inglesa de corte muy clásico. Basada en el libro homónimo de John Le Carré y en la serie de tv realizada en 1979 por la BBC. Compartió créditos con Gary Oldman (Candidato al Oscar), Benedict Cumberbatch y Collin Firth. Al año siguiente se consagró definitivamente cuando interpretó al villano Bane en ‘El Caballero Negro’, nadie podía creer que en realidad fuera tan musculoso, el problema fue que muchos nunca supieron quién era por no mostrar su rostro pero al atar cabos resultaba sorprendente su poder físico. Ese mismo año protagonizó ‘Los Ilegales’, una excelente película un tanto más modesta dirigida por John Hillcoat. El jefe de una familia de traficantes de licor le dio un nuevo matiz a su carrera.

2015 fue un año de contradicciones. Mientras muchos se quejaban de su papel como Mad Max en ‘Furia en la Carretera’ argumentando que sólo Mel Gibson podía interpretar ese rol y que Charlize Theron era la verdadera protagonista de la película, Hardy representa al malvado Fitzgerald en ‘El Renacido’, donde se hace dueño absoluto de la pantalla. En este papel representa a un trampero y mercenario sin escrúpulos que no le importa absolutamente nada con tal de lograr sus propósitos. Es increíble la forma en la cual maneja su versión de lo que es la moral y hasta en las circunstancias más extremas ni se inmuta al creer que su idea es la correcta. Es un personaje desaliñado, sucio y con recuerdos de una cirugía estética a cargo de unos piel rojas. Mucha gente se apresura a ver este como el año en que por fin Leonardo va a ganar el Oscar, pero no dimensionan que Hardy puede dar la sorpresa en su categoría. Se enfrenta a la nostalgia por Rocky, el gran papel de Mark Rylance en ‘Puente de Espías’, el convencional personaje de Mark Ruffalo en ‘Spotlight’ y el extraño financista metalero y tuerto que representa Christian Bale en ‘The Big Short’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s