LOS VERDADEROS COLORES DETRÁS DE LA MÚSICA DEL PSP

Por Manuel Estévez

@Sonoadicto

psp 1

Si me hubieran pedido definir el trabajo del guitarrista Patricio Stiglich por su disco ‘Blood Line’ habría dicho que es una mezcla de un sonido muy noventero grunge a los Alice In Chains con thrash y puntualmente con una influencia mercada por Megadeth. Ahora que lo pienso es posible que Patricio deteste a Alice In Chains y a Marty Friedman, uno nunca sabe cuando de puntos de vista se trata en el arte. ‘True Colors’, es el nuevo disco del Patricio Stiglich Project y a mi modo de ver es un disco mucho más amplio en los conceptual, se da otras licencias y nos permite ver una cantidad de matices que hacen notar que fue hecho por personas que llevan un tiempo escuchando bastante música, o bueno eso me hacen imaginar. Hernán Rojas, Oscar Riaño y Mad Kat completan la formación.

El disco abre con ‘Rojo Bogotá’, primer sencillo que conocimos y una canción que nos lleva a otra época, un viaje temporal al rock en construcción Bogotá de los 90s. Suena a punk, a concreto, a Avenida Caracas y a unas melodías de la época en que la ciudad pulía su identidad sonora. ‘My Guitar’ es una oda llena de arabescos a este instrumento, es una composición que no tiene un coro muy definido pero explota la máximo el sonido neoclásico. ‘Rise Of A New Day’ tiene ese toque shred, un motivo llamemoslo satrianesco que navega entre lo luminoso y lo oscuro, excelente canción. Mi favorita del disco es ‘Todo Fluye’ una canción progresiva con toques pop, me gustan mucho la armonía, el solo principal y el cierre. ‘End Up Alone’ suena muy Megadeth en lo vocal, tiene un sentido medio inexpresivo y algo que me hace pensar en que poco importa todo. Es sorpresivo escuchar un cover de ‘Policy Of Truth’ de Depeche Mode, aparentemente no tiene nada que ver con la original pero mezcladas bajo algunas capas se encuentran sonoridades de la versión original. ‘Times Are Hard For Dreamers’ es una bonita pieza que me recuerda un poco ‘To Live Is To Die’ de Metallica traída a la modernidad. El disco cierra con el tema que le da nombre, un divertido tema muy thrash en donde cada instrumento logra un balance interesante y se destaca en bloque, la canción tiene un bonito guiño a Pantera al final.

Es curioso, siento este disco más personal que el pasado, creo que Patricio y sus compañeros se han permitido hacer una mixtura de sus influencias y aplicarlas sin ruborizarse pero no pierde ni la solidez ni la esencia de un trabajo unificado bajo un sello particular. Él me decía que sentía lo contrario pero le parecían chéveres las lecturas tan diferentes. Creo haber hallado los colores verdaderos tras la música del PSP. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s