EN TIEMPOS DE VACAS FLACAS

Por Manuel Estévez

@sonoadicto

el-clan
Foto tomada de lideresbaires.com

Muchas veces idealizamos situaciones o lugares. Me gusta poner el ejemplo de la banda de rock: soñamos tocando ante grandes auditorios, grabando discos, andando con lindas mujeres y siendo famosos pero pocas veces entendemos que hay que ensayar, pasar eternas jornadas en un estudio, pelear contra gente que nos quiere estafar y tocar en bares de mierda totalmente vacíos.

De esa misma manera son los cambios políticos o sociales en una nación. Revisando el caso colombiano nos hayamos según nuestras autoridades en un postconflicto y la paz con las FARC ya es prácticamente un hecho, sin embargo, hay detalles por tener en cuenta como lo son la suerte y oportunidades que tendrán los desmovilizados una vez esto sea una realidad. 

La película ‘El Clan’ muestra lo ocurrido con algunos miembros del servicio secreto argentino que en plena transición entre la democracia y la dictadura a comienzos de los años 80s se dedicaron al secuestro extorsivo al quedar cesantes de sus labores. En medio del inicio del gobierno democrático muchos de estos tipos seguían teniendo vínculos que les brindaban cierta protección y concejo.

Esta historia narra el caso real de Arquímedes Puccio quien solía llevar el trabajo a casa y con toda la naturalidad mantuvo a varias personas retenidas en su casa con la complicidad de varios integrantes de su familia, el hombre murió asegurando que era inocente. El director Pablo Trapero logra construir un ambiente cínico e inescrupuloso en el seno de un hogar donde el dinero y la ambición pueden más que la humanidad misma.

La película cuenta con grandes actuaciones como la de Guillermo Francella, quien no mueve un músculo de la cara durante la hora y media que dura la película. Logra recrear de manera muy fiel los hechos ambientado perfectamente los 80s en un tranquilo barrio bonaerense y da un tratamiento muy adecuado al tema..

Si usted lee o conoce el caso no se va a sorprender con la historia pero seguramente le impactará vivirla de primera mano y ponerlo a pensar, que es quizá el objetivo principal de esta película. Yo lo pensé a la realidad colombiana, lo interpreté a los prometidos años pacíficos que nos vienen y a la suerte de gente que, en muchos casos, sólo sabe hacer la guerra y lo ven como su forma de subsistencia. Espero que el proceso se lleve a cabo y que podamos perdonar y darnos cuenta que hay otras cosas en la vida más que el dinero y el odio, además que nuestros gobernantes comprendan que cuando se hablan de seres humanos no se reduce a simples cifras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s