EL PRINCIPITO VIENE EN FORMA DE PRINCIPITA

Por Ximena Martínez Bernal
@puntoekis

Foto cortesía Info de Bolsillo.
Foto cortesía Info de Bolsillo.

“Lo esencial es invisible a los ojos, solo se ve bien con el corazón”

.

Princesita sonaría muy Disney, mayor honor si es “La Principita”, así podría interpretarse la cuidadosa adaptación al cine que hace Mark Osborne de una de los libros más importantes, más traducidos, más leídos y por consiguiente más vendidos de Francia, una obra maestra de la literatura del siglo XX, ‘El Principito’, novela corta escrita por el francés Antoine de Saint-Exupéry y que cobra vida en una nueva versión de las muchas adaptaciones que ha tenido, a sus 72 años de existencia es la primera propuesta animada a cargo del mismo director de ‘Kung Fu Panda’ y ‘Bob Esponja’.

La película también llamada El Principito, muestra a través de las vivencias de una niña, los pensamientos de El Principito solo que un mundo moderno, esta niña es obligada a acomodarse al aburrido mundo de los adultos y sometida a las exigencias de una madre intransigente y calculadora, que ha diseñado para su hija todo un plan de vida en donde cada segundo suma para un futuro perfecto, el triste mundo de la niña lo adorna una ciudad gris completamente cuadriculada donde inclusive los árboles no se escapan de la líneas y las esquinas del “diseño moderno”.

Sin embargo como el mundo no es perfecto, existe una suerte de grieta que toda persona encuentra en su vida y la conduce a conocer todo eso que la mayoría piensa no estar en correcto orden y que sin duda es lo que hace una vida feliz, gracias a la curiosidad natural de los pequeños, la niña se permite entrar allí, donde encuentra lo que jamás habría visto en su vida excelsa. Los juguetes remendados, el desorden, la chatarra con la que se reinventan nuevos aparatos, la naturaleza despelucada y su aire puro, los juegos con sus caídas y rasguños, un amigo cómplice y con ello una serie de aventuras que como resultado enseñan a través de un cuento y dibujos los valores de la amistad, el amor y los dolores que vienen con ellos, también y no menos importante lo valioso de darle rienda suelta a la imaginación y las ideas.

La película mezcla delicadamente el mundo de la niña y el de El Principito, conjuga la animación digital para mostrar el mundo de la niña y la técnica del stop motion para animar la historia de El Principito. Los detalles con los que esta obra ha sido mundialmente reconocida están expresados con una pulcritud tal que exaltan la obra literaria y rinden homenaje al autor Antoine de Saint-Exupéry quien también está representado en su propio papel de escritor y aviador como lo fue en su vida real, el tratamiento del color es sutil, la musicalización bella, los sentimientos van creciendo a medida que avanzan las aventuras hasta que la melancolía estalla inevitablemente.

El Principito es una película donde si bien el protagonista está implícito, los demás personajes como la niña, el aviador, la mamá y el zorro también se engalanan significativamente. Las enseñanzas son inmensas, nos muestra que dentro de un mundo imperfecto y fantasioso también es posible vivir bien y tranquilamente, sin los kilos en la espalda de las responsabilidades y prejuicios, no podría dejarse de lado la frase insigne y ya histórica que se refuerza para que no se nos olvide, que lo esencial es invisible a los ojos porque solo se ve bien con el corazón, una película de premio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s