La ambición esquizofrénica de “Leonardo del Carpio”.

Por Manuel Estévez

Lobo_de_wall_street

Durante los años noventas la llamada “perubólica” (Televisión peruana) invadía la pantalla chica colombiana con una programación sui géneris. Sus Talk Shows presentaban variados y estrafalarios temas. Recuerdo uno que me causó mucha gracia bautizado “Me parezco a las estrellas de Hollywood“, en el cual se presentaban personas que evidentemente no tenían ninguna similitud a los actores pero se ufanaban de tenerla. El más simpático era un tipo que proclamaba ser el doble de “Leonardo del Carpio”, como se refería en el programa al rostro más bello que Hollywood ofrecía a las mujeres de todo mundo en ese momento. Leonardo DiCaprio era admirado e idealizado por sus papeles románticos en películas como ‘Romeo & Julieta’ o ‘Titanic’.

Años han pasado y el talento de DiCaprio ha sido valorado en otras formas. Tras 5 producciones en conjunto se ha convertido en el actor principal del director Martin Scorsese. En su más reciente película da vida al ‘Lobo de Wall Street’, un amoral y ambicioso personaje que escaló posiciones en el mercado bursátil haciendo simplemente lo que, según la lógica expuesta en la misma película, otros hacen: despojar a las personas de su dinero bajo falsas promesas. Scorsese revisa los vicios del capitalismo desde una óptica cercana y descarnada, utilizando un esquema similar al de su gran obra ‘Good Fellas’, lo más importante: no juzga las actuaciones de nadie, simplemente presenta una historia. Humor negro, insensatez, nihilismo y un derroche narrativo que por tres horas nos conduce en un veloz recorrido por la vida de Jordan Belfort, El Lobo de Wall Street.

Da gusto ver a DiCaprio consumir drogas, tener sexo y ser completamente cínico. Es una película libre de los moralismos gringos que hace rato abolió Scorsese de su obra. Es placentero ver a un actor que muestra un lado humano y real. El casting está bien logrado. Le saca el jugo al humor de Jonah Hill (‘Superbad’). Muestra a un Matthew McConaughey liberado de su papel de “el galán rudo de América”, es más, sus dos escenas son suficientes para armar la historia. La australiana Margot Robbie es un deleite a los sentidos.

Scorsese construye un gran video clip con música de artistas tan variados como Romeo Void, Devo, Foo Fighters, Cypress Hill, entre otros, que dan forma a este recorrido por los años noventas. El ritmo de la narración es tan consistente que le permite al Director dedicar planos largos y detallados a momentos específicos sin fatigar al espectador.

No sé que será de la vida de “Leonardo del Carpio”, espero la diosa fortuna le sonría y la paga por ir a hacer el ridículo a nivel latinoamericano se haya invertido bien. Mientras tanto Leonardo DiCaprio ha ido perdiendo dependencia de su bello rostro, su prestigio como actor le ha permitido ser dirigido por Danny Boyle, Spielberg, Tarantino y otros importantes directores contemporáneos, ha madurado hasta lograr explosivas interpretaciones como J.E. Hoover, Billy Costigan, Calvin Candie o Frank Abagnale. No me ruborizo al decir que ‘El Lobo de Wall Street’, es una de las mejores películas que he visto en los últimos 5 años y entra en mi escalafón de favoritas. Esta es mi opinión, espero conocer la de ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s