Moldes, formas sin prototipo

Por Manuel Estévez

Moldes

El cuarteto peruano Moldes visitará Colombia durante enero del 2014 en una gira por varios espacios culturales . Esta banda se inició como un dúo que experimentaba con sonidos de electrodomésticos y que paulatinamente fue acercándose a una formación de banda rock más tradicional debido principalmente a las necesidades propias de las presentaciones en vivo. Su sonido navega entre el rock, el low fi, el postpunk y sonoridades que recuerdan al Krautrock. El equipo de Revista Sono conversó con ellos horas antes de tomar su vuelo hacia Bogotá.

¿Cómo empezaron a experimentar con electrodomésticos en su sonido?

 La banda se inicia cuando Efrén y yo (Katia) nos juntamos en un cuarto no con la intención de hacer música experimental sino de investigar los sonidos más lúdicamente y cuando entendimos más de qué iba empezamos a implementar la armonía y la melodía. Con el tiempo fuimos fusionando Rock con psicodelia y ruido. No fue nada premeditado.

¿Por qué decidieron pasarse a un formato más tradicional en la banda?

Fue poco a poco. Empezamos jugando con los electromésticos y la guitarra, luego empezamos a componer canciones con música y letra. Cuando nos llamaron para tocar en vivo pensamos en tener una banda de soporte y contactamos a Marta Postigo, la primera baterista. Nuestro primer concierto fue con el ventilador y demás pero los fuimos reemplazando por efectos y sintetizadores, por la canciones, y también por ser más practico para transportar. Es bien difícil ubicar estas cosas en vivo, es bien complicado hacer sonar correctamente un ventilador.

¿Nunca volvieron a utilizar estos elementos?

En varias ocasiones sí. Porque sabíamos que iba a resultar. La gestión en cuanto a conciertos acá es aún un poco básica, ha mejorado en los últimos 5 años pero era muy difícil tener un buen sonido, una prueba adecuada o un sonidista. Ahora hay espacios que tienen un buen sonido pero es porque las bandas se han profesionalizado más. En los discos podemos experimentar más.

Perú se ve desde acá como una escena fuerte con artistas de trayectoria y fenómenos Pop ¿Cómo está la escena actualmente?

La escena Underground no tiene mucha inversión en producción. Los eventos son organizados por las mismas bandas en lugares  que muchas veces no son salas de concierto y no tienen las condiciones acústicas. La gente básicamente va a beber y las bandas tienen que atravesarse, no existe cultura musical o quizá se perdió durante los años del terrorismo. Definitivamente se está reactivando el consumo de cultura, gracias también a la mejora en la situación económica.

¿Qué géneros se están escuchando en Perú?

La cumbia digital definitivamente. La fusión de electrónica y sonidos tropicales.  No hay consuma masivo de Rock independiente pero si hay muchas bandas que están empezando a ganar público. El Rock masivo está más por el lado de las bandas de los noventas. Ahora se está organizando el Lima Vive Rock, un evento de 20.000 personas, pero basado en  esa movida antigua. El acercamiento a grupos contemporáneos es gradual, no ponen tantas bandas nuevas.

Escuché influencias del Krautrock y el postpunk en su música ¿Cómo está la escena de este tipo de música y cómo les fue a ustedes en el Lima Vive Rock?

El Punk por ejemplo tiene una escena más vital y longeva. En el postpunk, sucede que la gente no se profesionaliza y llega  a cierta edad y se pone a trabajar en otras cosas. Tampoco hay una exposición real en los medios y por esto no es más masivo.

Tocamos temprano, fuimos creo la tercera banda. La respuesta fue positiva, es muy difícil llamar la atención de la totalidad del público limeño, pero es notable ver que estamos obteniendo más público demostrando que cada vez hay más gente interesada en nuevas propuestas. Esto es lo más difícil de lograr.  

¿Cómo se dio el tema de la beca que les permitió hacer esta gira?

Katia se dedicó a buscar sobre concursos y posibilidades y salió esto de Ibermúsica. Para trabajar teníamos que tener invitaciones en cada país. A partir de la primera vez que estuvimos en Colombia conseguimos dicha invitación e Ibermúsica nos ayudó con la financiación del viaje.

¿Qué les emociona de regresar a Colombia?

Ahora tenemos más tiempo y tenemos una gira planeada. Nos gustaría conocer más de la movida de allá.  Otro aspecto importante es saber que gente que no te conoce te escuche y pasar tiempo como banda, lo cual afianza lazos. Estamos buscando invitaciones en otros lugares y esperamos que este viaje genere otro tipo de impacto. La mayoría de lo que uno aprende se da viendo a otra gente tocar, la música es experiencia.

¿Qué planes tienen para este año?

Presentar el nuevo disco, Viajar en algún momento, ya tenemos viajes dentro de Perú a ciudades donde hay movida y público interesado.

¿Qué les gustaría decir a los lectores de Revista Sono?

Que vayan a vernos, creemos que somos una banda bien intensa en vivo y sería bueno que lo apreciaran. Tratamos de reflejar el sonido de Lima. Vamos a compartir con varias bandas chéveres y sería bueno que nos vieran en diferentes formatos.

Fechas en Bogotá.

Jueves 16 de enero Smoking Molly junto a Automatic Lovers.

Viernes 17 de enero Latino Power junto a La Mercosur y Dj Atahualpa.

Viernes 24 de enero La Otra.

Viernes 25 de enero Matik Matik con Cuatro Espantos y Andrés Gualdrón.

Agradecimientos a Mario Lozano de Cuatro Espantos.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s