Los sueños de Walter Mitty

Por Manuel Estévez

la-vida-secreta-de-walter-mitty

Hace muchos años presentaban en televisión nacional un seriado llamada ‘Un tal Bernabé Bernal’, protagonizado por el fallecido actor Mario Sastre. Contaba la vida de un don nadie, un personaje fugaz y sin ninguna relevancia.  Estaba basada en el libro homónimo de Álvaro Salom Becerra y contaba todas las vicisitudes de un tipo ensimismado, tímido y sufrido. Fue mi primer contacto con el temor al anonimato.

Ben Stiller dirige y protagoniza ‘La Vida secreta de Walter Mitty’, narración de la vida de un hombre a quien sus sueños y fantasías son la única vía de escape de su monótona vida. Sin embargo, tras un incidente laboral, se ve abocado a vivir una “verdadera aventura”. Tod@s llevamos un Walter Mitty dentro, tod@s hemos huido alguna vez de la realidad y tod@s hemos quedado como idiotas en la vida serial.

La película se divide en dos momentos importantes. El hombre apocado y el hombre aventurero. Las escenas del hombre apocado son exageradas y la fantasía se presenta de una manera tan banal que se convierten en incómodas manifestaciones del ego. El hombre aventurero recorre hermosos parajes y vive momentos extraordinarios esta vez con la premisa que para ser alguien en la vida hay que vivir una vida sin respiro. Creo que los sueños son propios y no deben obedecer a necesidades de satisfacción ajena y ahí falla la película. Hay sueños que están diseñados para ser íntimos. Siempre soñé con ser ciclista y ganar el Tour de Francia, una ilusión, porque no tengo la disciplina que esto requiere y además me dan pavor las bajadas. Desde ‘Karate Kid’,  y similares, el sueño americano es facilista, no requiere esfuerzo; sólo necesitamos encontrar un maestro oriental en el vecindario o ir tras la pista de un fotógrafo idealizado y listo. Es una película iniciática light en la medida en que el protagonista hace su camino por el árbol de la vida, armado sólo de sueños y una buena cuenta corriente.

Posee una gran banda sonora compuesta casi en su totalidad por Jose González, el talentoso sueco hijo de inmigrantes argentinos, complementada por artistas como Of Monsters And Man y una bellísima secuencia con ‘Space Oddity de David Bowie. Cuenta con una magnífica fotografía y escenarios realmente hermosos, dignos de verlos en cine.  Hay escenas realmente poderosas.

‘La Vida secreta de Walter Mitty’, tiene dos lecturas para mi gusto. Una bonita película que inicia muy floja pero mejora sustancialmente con el paso del tiempo, la primera media hora es muy regular. O una película de superación que nos muestra a su manera que hay que arriesgarse en la vida. Yo quedé a la mitad, emoción y desilusión al mismo tiempo. Creo que no es indispensable cumplir los sueños nunca, ni el cine tiene la obligación de resolverle la vida a todo mundo. Al salir me quedé pensando en cómo nos desinfla tanto saber que lo que vive un persona resulta ser mentira, así sea una falacia dentro de otra ficción como lo es el cine. Esta es mi opinión de Walter Mitty, espero conocer la de ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s