‘Los Juegos del hambre: en llamas’, una crítica mediática muy mediática

Por Manuel Estévez

Los-Juegos-del-Hambre-En-Llamas

En los años recientes muchas sagas literarias han sido llevadas al cine con gran éxito. ‘Harry Potter’ y ‘Crepúsculo’ son pruebas de este fenómeno. El tema libro versus película es complicado, ya que cada género tiene su lenguaje particular y son difíciles de comparar. Así que esta reseña va enfocada esencialmente a las producciones cinematográficas y a la referencia entre sagas y películas similares.

‘Los Juegos del hambre’ (Dirigida por Gary Ross), en su primera entrega, se presentó como una película con buen ritmo, correctamente actuada y con unos efectos especiales que si bien no eran espectaculares, se ceñían a la historia y la complementaban. Como es recurrente en este tipo de películas se presentan actores reconocidos en papeles secundarios y protagonistas jóvenes desconocidos que son lanzados al estrellato. Es importante el aporte que la historia hace al tema de la alienación de las personas con la televisión y a las desigualdades sociales marcadas.

Tanto la literatura como el cine han tratado ampliamente este tema. Libros como ‘1984’ o ‘Un Mundo feliz’ han inspirado producciones relacionadas con el fenómeno del massmedia y la arbitraria imposición de clases sociales. Incluso los dos héroes de acción por excelencia de los 80’s Stallone y Schwarzenegger, protagonizaron las películas ‘El Demoledor’ y ‘Running Man’ respectivamente; incluso el papel de Sandra Bullock en ‘El Demoledor’ fue bautizado “Huxley”, en un homenaje al apellido del autor de ‘Un Mundo feliz’. El escritor Stephen King alabó el libro original de Suzanne Collins y esto ayudó a que ‘Los Juegos del hambre’ tuviera difusión. Hubo cierta polémica porque se relacionó a esta publicación con ‘Battle Royale’, libro japonés llevado a la pantalla grande, publicado 10 años antes de ‘Los Juegos’ y muy similar en su concepto.

A diferencia de su primera entrega esta segunda parte (Dirigida por Francis Lawrence) careció de ritmo constante, los personajes representados por actores reconocidos estuvieron deslucidos y se dio relevancia a efectos visuales de discreta factura. Mientras en la primera entrega la crítica social fue más directa, en esta se resume a cortas frases y escena de trámite. Algo que me impactó fue la brutalidad como se desarrolló la primera competencia y como la segunda al final parecía más una versión competitiva de ‘El Desafío’.

Me alegra que haya producciones que despierten fervor con temas contemporáneos y espero que este nuevo tratamiento haga que los jóvenes reaccionen ante el uso que los medios de comunicación hacen de ellos. Alguien me decía que no había que mencionar despectivamente el factor adolescente en el cine y la literatura. Y no lo hago, películas como ‘Stand By Me’, El Señor de las moscas’ y más recientemente ‘Las Ventajas de ser invisible’, me gustaron, realmente fueron inspiradoras en mi concepto.

Mi intención es dar mi punto de vista objetivo de la película y hacer que quien no tenga estos otros referentes se interese en ellos y quizá los consulte. Creo sí, que la segunda parte no supera a la primera en ningún aspecto. Ojala el canto del “sinsajo”, ave ficticia cruza de sinsonte con arrendajo y símbolo de la protagonista y la revolución, trascienda en las mentes jóvenes al modelo de consumismo que los subyuga actualmente, claramente presente en el mercadeo que se ha hecho de esta saga. Esta fue mi opinión sobre ‘Los juegos del hambre: en llamas’, espero conocer la de ustedes.  

Anuncios

Un comentario

  1. Vi las dos películas por cuestiones circunstanciales y debo decir que, al contrario, me pareció mejor esta entrega -mejor no quiere decir que me haya parecido uy qué brutos, corran a verla. Si los libros son interesantes como piensan algunos, bien por ellos, pero la película no lo es.
    Me conmovió la actuación de Jennifer Lawrence y aunque ciertamente tiene ritmos distintos (separados por casi una hora), mantuvo mi atención más que la primera parte. Ps. Creo que de eso se trata una reseña y no necesita explicar su propósito. Supongo que hay opiniones acaloradas en el medio, pero el punto es que ningún punto de vista es objetivo y no tiene por qué serlo -a lo sumo, ser comprehensivo e interesante. Mejor así y no tratar de congraciarse con todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s