Los amantes pop de Almodóvar

Por Manuel Estévez

Imagen tomada de www.labutaca.net
Imagen tomada de http://www.labutaca.net

Cuando era niño mi tío Víctor llegó de visita de España y nos trajo una copia de Mujeres al borde de un ataque de nervios, la premiada cinta de Pedro Almodóvar. La ilusión de mi tío de hacernos más cultos se convirtió en un incómodo momento familiar. Aunque yo no disfruté la película me solidaricé con Víctor y vi la película. Luego, una a una, fueron llegando a Colombia las producción de este director español, incluso yo mismo alquilé Átame y me gustó. Eran las épocas de la explosión del cine español y la crudeza sexual de autores como el propio Almodóvar o Bigas Luna. Años después comprendí que el cine “Almodovariano” ochentero era más una experiencia visual y alocada que mantenía oculta una crítica a la mojigatería y el establecimiento social que una narrativa correcta.

Almodóvar nos presenta en 2013 Los Amantes pasajeros, una comedia bien construida y que mantiene la colorida esencia estética de este director. Una oda a la feminidad que en esta ocasión tiene a tres muy especiales “chicas Almodóvar”, encarnadas en los sobrecargos homosexuales del vuelo de Aerolíneas Península. Una trinidad que recuerda a la deidad griega Hecate, una mujer con tres visiones y cuerpos que provee a los personajes principales de toda clase de licores y sustancias cambiando su destino. Todo esto en medio de una claustrofóbica emergencia aérea montada al mejor estilo de una obra teatral.

Los Amantes pasajeros mezcla distintos elementos. Los diálogos caóticos apenas entendibles de sus películas ochenteras, la estética pop llevada al extremo, las confusiones sexuales que tanto divierten al director, la sátira política y el romance como hilo conductor. Por momentos se siente algo de influencia en la narrativa visual de Tarantino. La escena de la coreografía de la canción I´m So Excited de las Pointer Sisters pasará no sólo a la memoria de los admiradores de director manchego, sino también a la del cine mundial.

Aunque la película cuenta con un reparto de bastante trayectoria no me sentí a gusto con las actuaciones, en general creo que no se trata de malas actuaciones sino del tono de la dirección de actores como sello particular. Pero el arte, fotografía y encuadres logran que uno se abstraiga de estos detalles. Es una película para disfrutar, como ya mencioné muy femenina, políticamente incorrecta (como es el ser humano), divertida y digna sucesora de La Piel que habito, anterior obra de Almodóvar. Algún espectador la hallará demasiado ligera, yo me sentí a gusto con el humor y los bonitos decorados.  Esta es mi opinión espero conocer la de ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s