Carlos Federico Hernández : “A la gente le gusta verse”

Por Manuel Estévez

cine piso siete
Federico Hernández – Oscar Tamayo, productora Piso Siete. Fotografía Gina Navarro

Carlos Federico Hernández y Oscar Tamayo, de la productora Piso Siete, forman parte del equipo responsable del documental ‘Echale salsita a la ciudad’, en su primera entrega sobre Medellín, de una serie sobre la salsa en las grandes ciudades. Su intención es presentar este género musical a todos los públicos de una manera ágil y contada por sus protagonistas. No buscan hacer una pedagogía respecto al género sino más bien relacionar el género con el urbanismo, el entorno y sus historias. Alejados de especialistas y más enfocados en la gente que vive la salsa. Amablemente conversaron con el equipo de Revista Sono sobre su trabajo.

Revista Sono Conversando con Ramiro Meneses me decía que la salsa era la música de los bandidos en Medellín ¿Cómo ha sido esta evolución del género en la ciudad?

Oscar Tamayo La historia de malos y buenos es uno de los cliches que se trató en el documental y ocupa cerca del 20% del tiempo. Fue innegable la asociación que en Bogotá y Medellín se hizo entre la salsa y el bajo mundo. Se ligó la salsa con el camahán, el pillo, o como se quiera llamar, por sus temáticas y el ser un reflejo del gueto en Nueva York y en lo local. Este tufillo también atrajo a la gente. Es una dualidad que existió, en los ochenta se limó esa brecha, En los noventa se abrió a toda la sociedad. Es un tema importante en el documental.

Carlos Federico Hernández  El documental lo explica y lo contextualiza.

Revista Sono Bogotá y Medellín fueron dos ciudades importantes en la salsa ¿Por qué recayó toda la fama en Cali como ciudad salsera de Colombia?

Oscar Tamayo Hablando teóricamente Medellín era la capital discográfica de Colombia, tenía el poder y el control de la distribución musical en Colombia. Bogotá por el simple hecho de ser el epicentro de todos los ritmos. Cali, es muy salsera, nos hemos demorado en hacer el documental de Cali, es una ciudad que produce salsa y a la cual el tema le llegó porque buscaba una forma de demarcarse y salir de lo que Andrés Caicedo llama “el sonido paisa” que era el llamado “chucu chucu” pero con un sonido más estilizado que gustaba en el resto del país. En el año 67 o 68 llegó Richie Ray a tocar a Cali y fue un cataclismo cultural para la ciudad y marcó las mentalidades. Además se acomodó muy bien a la sociedad caleña por su cercanía con el mar y la fuerte influencia afrodescendiente.

Revista Sono Ustedes planean hacer una serie ¿Cada cuento va a salir, cuántos documentales planean hacer, dónde se va a ver?

Carlos Federico Hernández La mayor cantidad posible. Nos falta Cali, Barranquilla, Lima, Caracas, La Habana, Nueva York, las ciudades más importantes.

Oscar Tamayo Senegal si se puede. En Senegal y Costa de Marfil hubo un boom de la música afrocubana en los años setenta. Costa de Marfil era el Discos Fuentes de África.

Revista Sono ¿De dónde sale la plata para viajar a todas estas ciudades?

Oscar Tamayo No ha salido (risas)

Carlos Federico Hernández La idea con este documental de Medellín es ver lo que se puede hacer. Somos una productora independiente y asumimos el costo total del documental. Es una colaboración de todos, ninguno cobró. Queríamos ver lo que estaba pasando con la salsa en Bogotá y nos dimos cuenta de cómo cambiaba de un sector a otro. La idea es moverlo, que la gente se vea y si se pudo hacer un buen producto hacerlo en todas partes.

Revista Sono ¿Cuánto tardaron en realizar el documental?

Oscar Tamayo De tres a cuatro años, desde el momento en que se empieza a hablar de él hasta el 14 de julio del año pasado, fecha en que se estrenó en Medellín. Compilamos más de 72 horas de material que convertimos en una hora.

Revista Sono ¿Cómo es el trabajo que van a hacer en Salsa al parque este año?

Oscar Tamayo Vamos a hacer la promo de salsa al parque y en contraprestación nos van a permitir tener acceso privilegiado para rodar en el festival. Una entrevista con Rubén Blades no nos da mucho material, nos interesan las orquestas locales y el tejemaneje de Salsa al parque como un gran evento de Bogotá. Nos enfocaríamos en contar la relación del público, el evento y las bandas locales.

Carlos Federico Hernández Es el punto de encuentro de todo el mundo. Salsa al parque es la parte más sustanciosa y emocionante del asunto. Hay algo muy importante es el interés de que Bogotá se vea bien y el festival es el evento para posicionar la ciudad. A la gente le gusta verse y esa es nuestra intención.

Revista Sono ¿Qué va a suceder en el Cuban Jazz Café?

Oscar Tamayo Arrancamos con media hora para calentar motores con los sonidos del documental. Luego de 7:30 a 8:30 proyectaremos Medellín en su salsa, respondemos preguntas si la gente quiere preguntar. Hacemos la presentación y posteriormente un jam session de una horita con varios de los músicos invitados a Salsa al parque.

Revista Sono ¿Qué les gustaría decirles a los lectores?

Oscar Tamayo Los esperamos mañana en bastante número. Quien crea que tiene algo que decir sobre la salsa lo esperamos con los brazos abiertos, estamos en proceso de investigación. Algo importante es que estamos buscando material de apoyo en video y fotografía para el documental de los setenta y los ochenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s