Aclaración importante – Festival Internacional de Cine de Barichara

Por Nadia González

Imagen tomada de Facebook.
Imagen tomada de Facebook.

El pasado 2 de julio publiqué en mi perfil de Facebook una reflexión a propósito de la tercera edición del Festival Internacional de Cine de Barichara, FICBA. Los amigos de la Revista Cultural Sono muy amablemente decidieron divulgarla y por ende, dicho texto llegó a un grupo de lectores más amplio: Artículo original

Como es lógico, yo misma compartí el documento con los realizadores del Festival, todo esto con el ánimo de retroalimentar las observaciones que allí se hicieron. Sin embargo, me entristece haber recibido una respuesta desobligante por parte de una las organizadoras.

Yo viajé a Barichara muy motivada y por iniciativa propia. Como una espectadora más, pagué mi desplazamiento hasta allí, mis gastos de alojamiento, mi comida y mis cervezas. En cierto momento, algunos invitados me plantearon la posibilidad de regresar a Bogotá en avioneta, medio de transporte proporcionado por la organización del Festival. Acepté porque pensé que no habría ningún problema y porque jamás me imaginé que este gesto de cortesía (por el cual me siento muy agradecida) se me iba a echar en cara. Fue una opción que ellos mismos me ofrecieron y que la organización del evento aprobó, yo nunca la solicité. Mis planes iniciales consistían en regresar en flota, tal y como llegué al lugar.

La opinión de la organizadora mencionada sugiere que haber regresado en avioneta me impide expresar mis inquietudes de la manera en que lo hice. Al parecer, la organización del Festival se siente “traicionada”, debido a las situaciones que describí en esa reflexión. Desafortunadamente no tuve la oportunidad de conocer a esta persona durante el evento, pero de haberlo hecho, seguramente le hubiera comentado frente a frente las mismas observaciones y con el mismo tono de respeto con el que escribí el documento. De haber sabido que aceptar esa oferta (que se hizo con toda la buena fe), me impediría reflexionar con libertad sobre el Festival, habría declinado.

El propósito de este nuevo escrito es el de aclarar que mi intención nunca ha sido la de agredir, todo lo contrario, lo que yo siempre quise formular es que el FICBA tiene todo el potencial para ser uno de los mejores eventos del país y que, lastimosamente, hay detalles que se deben ajustar, eso es todo. Jamás pretendí causar algún tipo de polémica, simplemente me pareció oportuno expresar una opinión a nombre propio y en un tono respetuoso, un tono que fuera más allá del chisme de pasillo y la afectación personal. Siempre me han interesado los procesos y los eventos por encima de las personas que están a cargo de los mismos.

Además, la organizadora sugiere que hay alguien detrás de la escritura de dicha reflexión, es decir, insinúa que yo realicé el texto a nombre de terceros: “cuando me refiero a terceros no me refiero a que te publicaran el artículo, eso por el contrario me parece chévere, soy periodista y creo en la libertad ante cualquier cosa, con terceros me refiero a quién o quiénes estuvieron detrás del artículo. Como te lo dije, son golpes por la espalda que no esperas”. Que sea esta la oportunidad para aclarar a la organización del FICBA que el texto que yo misma publiqué el pasado 2 de julio fue escrito a título personal, que mis comentarios no representan a ninguna persona o institución y que tampoco es mi interés dar golpes por la espalda, de hecho, esa opinión fue expresada a través de un medio público y fui yo misma quien la dio a conocer a la organización del Festival. Por otra parte, la Revista Cultural Sono simplemente difundió un texto que es de mi completa autoría y que aparece publicado bajo mi nombre y firma.

Si a la organización del FICBA le pareció que mis críticas fueron desacertadas, están en todo su derecho de pensar así, pero es preciso aclarar una vez más que mi único interés es el de aportar con argumentos, enriquecer este debate con una opinión seria y respetuosa. Porque amo el cine, porque conozco de cerca muchos procesos de realización y porque me importan las actividades relacionadas con el tema, seguiré escribiendo y publicando reflexiones y balances de este tipo. Por supuesto, cada quien es libre de decidir qué hacer con ello y por lo tanto, invito a la organización del Festival a tener un diálogo abierto y manifestar sus incomodidades con el fin de seguir construyendo de manera conjunta espacios y procesos que propicien la sana discusión.

Nota editorial Revista Cultural Sono. 

Publicamos este texto como contrarespuesta al artículo que nos compartió Nadia González sobre su visión del FICBA.  Tenemos las puertas abiertas e invitamos a la organización del mismo a presentar, si desean, su posición frente al tema. La idea es generar espacios de construcción que permitan el diálogo sobre temas culturales, lo cual ha sido nuestra intención desde un principio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s