Lo qué vi en en Rock al parque 2013

Por Manuel Estévez

Fotografías Gina Navarro.

Una parte del público piensa que estar en la zona de prensa de Rock al parque es ahorrarse colas, recibir mimos y tomarse fotos con todos los artistas. Me causa gracia cuando me dicen que tengo la posibilidad de ver a todos los grupos muy fácil, eso no es tan cierto. He enfocado mi trabajo en recorrer el parque, ver un par de temas por banda y seguir al otro escenario. Luego ir a la casa a redactar las entrevistas, planear el siguiente día y estar atento a todo lo que sucede en redes. A la prensa también la requisan, le toca mojarse y finalmente vamos a trabajar. Mucho se ha hablado del festival este año, poco de lo realmente importante: las bandas. El material humano y musical, que es, aunque muchos no lo entiendan así, es el componente principal del festival.

Esto fue lo que pude ver en Rock al parque 2013. Aclaro que no es un recuento de lo que me gustó, sino de lo que alcancé a observar.

Día Uno.

Sacret Goat. Banda de Death Metal con dos detalles sobresalientes: la voz gutural de Karina Ortega y el no uso del bajo. Sentí un sonido fresco y una gran entrega ante el público de su Front Girl.

Havok. Banda norteamericana de Thrash metal. Nunca la había escuchado antes pero me dejó una buena sensación. La voz desgarrada de David Sanchez, suena muy ochentera. Sólida agrupación y ensamble. Una sorpresa grata para mí.

Internal Suffering. Banda colombiana radicada en el exterior con una importante discografía editada a nivel mundial. Metal pesado con un estilo muy. Los favoreció el horario en la parrilla entre bandas norteamericanas.

Sabia Actitud. Agrupación barranquillera de Hard Core. Otra sorpresa para mí. Su nivel es bueno y habla muy bien de lo que se está haciendo en la costa colombiana en géneros no tropicales.

Downset. Hard Core californiano. Tenía preocupación por la ausencia de su cantante original Ray Oropeza, recordando lo terrible que fue ver el año pasado a Dead Kennedys sin Jello Biafra reemplazado por un vecino cualquiera. Pero estuvo bien, energía y buenos recuerdos.

Symphony X. banda insigne del metal progresivo estadounidense. Mucho virtuosismo por parte de sus integrantes. No es mi género, pero no puedo desconocer su profesionalismo y su sonido muy contundente. Michael Romeo es un excelente guitarrista.

Cannibal Corpse. 25 años de Brutal Death Metal. Sonido crudo y letras inentendibles para los no conocedores como yo. Es una banda que va a lo que va. Me gustó ver a muchos amigos metaleros muy conformes y contentos.

Día Dos.

A.C.M.E. Banda ibaguereña de punk con dos visitas a Rock al parque. Muy de la línea de Bad Religion y similares. Energéticos y con un sonido claro.

The Klaxon. Banda de ska latino. Buena recepción del público a una amable puesta en escena. Una banda con trayectoria que recuerda momentos importantes del género. Me parece que se podría explotar un poco más el concepto visual de la banda.

La Severa matacera. Banda de ska y fusión. Mucha experiencia sobre la tarima y fidelidad a su sonido reciente. Alex Arce, con un look muy a la moda, supo mover a la gente que en buen número los siguió.

Chucho Merchán. Destacado músico colombiano en el exterior, bajista de David GilmourThe Who y Caifanes, entre otros. Una propuesta de calidad en lo musical. Mensaje social y sobre todo de respeto por los animales. Creo que podría conectar más con el público actual.

Rebel Cats. Banda mexicana de Rockabilly. Estilo retro muy conservador y calidad musical. Se les veía emocionados durante la presentación. Estética vintage y reminiscencias permanentes a los años dorados del género. Ni la lluvia apartó al público de la tarima.

Dubioza Kolektive. Agrupación bosnia de fusión. Entrega total y despliegue físico. Un sonido muy bien fusionado entre el balcan, el ska, el punk y la música electrónica. Una banda desconocida en nuestro medio pero de amplio recorrido por Europa.

Estoyputo. Banda Punk de Medellín. Sonido cohesionado y bien logrado. Un power trío con experiencia y fluidez en tarima. Supieron llevar y sostener al público que los acompañó. Alejandro Duque y toda su experiencia en la batería.

Eruca Sativa. Propuesta rockera argentina. Calidez en la tarima y Rock & Roll. La banda gustó y seguramente las chicas se fueron con varias propuestas, no sólo musicales, y dejaron muchos admiradores. Una de las revelaciones internacionales para muchos.

Peste Mutante X. banda Punk de Medellín. Resumo mi apreciación en un comentario de amigo español que asistía al festival “A estos son a los que vengo a ver, son los de la banda sonora de Rodrigo D”. Sin duda, la banda Punk de más reconocimiento en la historia colombiana.

Living Colour. Rock fusión estadounidense. Una de las bandas de más calidad que se ha presentado en la historia de Rock al parque. Mucho profesionalismo y simpatía sobre la tarima.

Dia Tres.

Vértigo. Banda de blues y rock bogotana. El regreso de una importante formación rockera a la escena local. José Fernando Cortés, es uno de los mejores guitarristas colombianos. Buena disposición y energía de Gustavo, su vocalista.

Met. Rock alternativo bogotano. Es una banda muy pensada para el público joven. Mucho derroche de energía por parte de Ada su vocalista.

Cuatro espantos. Rock fusión bogotano. Música instrumental que combina el rock, el jazz y la música colombiana. Tienen un concepto interesante que va en evolución. Tuvieron una buena acogida del público.

Hora Local. Rock bogotano. Luego de un buen tiempo de retiro toca en Rock al parque una de las propuestas más bogotanas de las que se tenga memoria. Letras inteligentes y urbanas enmarcadas en un sonido hacia el New Wave. Estuvieron un poco nerviosos pero son, sin duda, un ícono del rock para quienes tenemos más de cierta edad. Nostalgia de la buena.

Indelusión. Agrupación bogotana de Rock. Un sonido muy inglés y un cantante de origen británico, Patrick Raikes, que sabe ganarse al público. Muy sobrios y experimentados en tarima.

Jaque reina. Rock argentino. Una banda con sonido grueso y buena presencia en escena. Muy de la escuela del rock duro argentino con bajos distorsionados y potencia.

Tappan. Hard Rock bogotano. Un sólido power trío con influencias muy precisas. William Tappan es una grata revelación de la guitarra y está muy bien acompañado.

Bosnian Rainbows. Rock alternativo ¿Estadounidense?. Proyecto del guitarrista Omar Rodríguez (Mars Volta, At The Drive In). Me gustaron ya al verlos en el Simón Bolívar, son artísticamente interesantes. No es lo más atrevido que ha hecho Rodríguez, pero es consistente y mezcla vertientes como el folk y la música experimental.

Árbol de ojos. Rock bogotano. Un buen ensamble que destaca la voz de Camilo Maldonado. Propuesta con sonido contemporáneo muy bien llevada.

Pulenta. Agrupación fusión colombiana. Supieron llevar el reto de ser la única agrupación local que cerró tarima en el festival. Atrajeron a un buen número de personas a pesar de estar enfrentados con Illya Kuriaky. Una agrupación que la tiene clara arriba y abajo del escenario.

Illya Kuriaky. Funk argentino. Una banda sólida y con trayectoria. Funk, disco y rock.

Me disculpo con las bandas que no alcancé a ver. El trabajo estuvo duro y hubo que hacer mucha gestión. Felicito a los músicos por este buen sabor de boca y a los medios independientes que se esforzaron por llevar una buena información. Agradezco al equipo Sono. Gina Navarro en coordinación de contenidos y fotografía y Tulio Sampayo fotografía, compañeros de aventura en esta edición del festival.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s