La Noche de los minotauros y las luces

Por Manuel Estévez

Fotografías y video por Wilson Ramírez.

El Minotauro es un legendario ser que era mitad hombre y mitad toro. Habitaba el Laberinto de Creta en el cual recibía ofrendas humanas hasta que fue muerto por el héroe Teseo. Esta criatura fue uno de los hilos conductores de la presentación de Pet Shop Boys en Bogotá. Estuvo presente en la indumentaria de la pareja de bailarines que los acompañaban, en los visuales y en un segmento los propios músicos lucieron inmensos cuernos. Un elemento entre numerosos cambios de vestuario y alusiones a varias etapas en la estética de este dúo de música electrónica.

Un haz de luz en la pantalla abrió lo que sería un psicodélico camino del cual emergieron lo artistas ingleses. Fue un encuentro nostálgico para muchos, pero en el que este dúo inglés demostró estar a la vanguardia en la música electrónica. El concierto comenzó con una mezcla en Axis y One More Chance, su más reciente sencillo mezclado con una canción que tiene más de 25 años de existencia. Luego vinieron canciones como Fugitive e Integral. Cuando se terminaba I Wouldn´t Normally This Kind Of Thing escuché el ladrido de los perros y supe que se acercaba una de las que más esperaba: Suburbia y su melancólico piano. Esta fue seguido por I´m Not Scared, Get Excited y luego vino una tanda clásica que empezó con Rent y prosiguió con éxitos clásicos como Sin, Domino Dancing y Always In My Mind, canción que estimo mucho por ser una de las favoritas de mi madre.

El show de luces fue muy acorde a este dúo que no necesita tener una banda completa para llenar un escenario. Además de visuales de gran factura se acompañaron de dos bailarines que iban y venían entre el Hip Hop, el baile ochentero y el ballet.

Pet Shop Boys es una banda ecléctica. Alejada del oscuro estilo de Synth Pop que cultivaron Depeche Mode o New Order. Es una agrupación de música electrónica que no teme sonar alegre ni coquetear con estilos como el rap, el disco o el house. La voz de Neil Tennant puede ser tan robótica como melódica y Chris Lowe admite mucha libertad creativa en sus programaciones, samplers y teclados. Un concierto que ni la lluvia ni el frío pudieron opacar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s