Edificio Royal: huyó lo que era firme y solamente lo fugitivo permanece y dura

Por Daniel Bonilla

Jaime Barbini y Tom Cruise. Fotografía tomada de la página en Facebook de Edificio Royal.
Jaime Barbini y Tom Cruise. Fotografía tomada de la página en Facebook de Edificio Royal.

Así como reza el verso de Quevedo que titula estas líneas, Edifico Royal, ópera prima del barranquillero Iván Wild, es el relato de un derrumbamiento, de una caída.

Todo transcurre al interior de un viejo edificio de Barranquilla una tarde de domingo cualquiera. Lo que en un comienzo parece ser el relato hábilmente tejido de unas vidas normales relacionadas entre sí, se irá cargando poco a poco de pequeñas historias que nunca se terminan de desarrollar sino que más bien dejan la sensación de una atmósfera turbia. Esa irrupción que desequilibra la cotidianidad se manifiesta en la entrada paulatina en escena de un montón de cucarachas que imperceptiblemente se han ido apoderando de cuanto rincón oscuro para después revelarse como una plaga inmunda e incontrolable.

El cuadro inicial no podría haber sido más extraño: además de la plaga de insectos, tenemos un conserje que soporta los regaños de una insufrible administradora y lectora del tarot; un inspector de sanidad que prácticamente condena el edificio a su demolición; un inquilino que trabaja como embalsamador y trae un muerto en su ataúd a la casa donde su esposa alterna las labores del hogar con llamadas al programa de televisión donde interpretan los sueños; estas son algunas de las señales que advierten de un caos externo que se cierne sobre los habitantes del edificio como una peste, una maldición. A eso hay que sumar las fotos de Tom Cruise, el único aliciente en la vida de una pareja de ancianos que deben construirse una fantasía para soportar el tedio. Como sonido de fondo, la narración de una final del campeonato colombiano de fútbol entre Junior y Nacional.

Junior campeón, afuera hay carnaval pero en el Edificio Royal no hay luz. Afuera la fiesta, adentro una ruina corrosiva, el desmoronamiento de todo aquello que se mantenía en pie y que no logró resistir más. La sensación más pronunciada es que del Royal no se puede salir y así como un monasterio medieval, abrir las puertas es la marca de la decadencia. En ese orden Edificio Royal se inscribe en la gran tradición cinematográfica de espacios cerrados donde están películas como El inquilino y Carnage, de Román Polanski; El resplandor, de Stanley Kubrick; La comunidad, de Álex de la Iglesia; Barton Fink, de los hermanos Coen, y El ángel exterminador, de Luis Buñuel: construcciones que parecieran extensiones de los infiernos personales de quienes los habitan, que atrapan y sofocan, que hieden a moho. Por eso, Edificio Royal merece el calificativo de “gótico tropical” –porque con el calor todo se pudre más rápido–, lo cual permite tender un puente hasta La mansión de Araucaima, de Carlos Mayolo, aquella película producida en los ochenta, considerada la pionera (y tal vez la única) muestra de este incipiente género en nuestro país. Historia basada en un relato de Álvaro Mutis y que por poco es llevada al cine previamente bajo la dirección de Luis Buñuel.

“Una comedia fúnebre” es el eslogan con que se anuncia Edificio Royal pero no hay tal. Sí, es hilarante por momentos pero su tono rehúsa el encasillamiento en lo cómico, y aunque ello no constituya un problema, sí podría sacar de la zona cómoda a un público acostumbrado al estereotipo de las “comedias colombianas”, lo cual debe verse como una virtud. Definitivamente no es comedia pero sí un anuncio de que el cine colombiano está explorando nuevas vetas y haciendo búsquedas más personales, por fuera de los condicionamientos de género y las premisas de identidad nacional que durante años se han impuesto en nuestras películas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s