Kurt Cobain ¿Estrella del Pop o de Sub Pop?

Por Manuel Estévez

Fotografía tomada de listas.20minutos.es
Fotografía tomada de listas.20minutos.es

A principios de febrero de 1987 mi abuela y yo viajamos a Estados Unidos a visitar a mi tía que estaba a punto de dar a luz. Llegamos a Miami, recuerdo que le tenía miedo a las escaleras eléctricas y ese día en el aeropuerto tuve que vencer mi miedo en la más grande que había visto en mi vida. Nos hospedamos en Miami en la casa de un tío un par de días y luego viajamos a St Peter, un suburbio de clase media en la ciudad de San Luis en Missouri, donde vivía mi tía. Mi prima nació el 20 de febrero, recuerdo que aun era muy frío y la gente era muy reservada. Ese día Kurt Cobain cumplía 20 años en un sitio no tan distante de ahí.

Aberdeen debía ser un pueblo aun más callado, una localidad pobre y sin vida como la describía el propio Cobain. Su infancia había sido dura por sus complejos sociales y timidez. Desde pequeño mostró gran afición por la música y en su adolescencia empezó a tocar guitarra, gracias a unas breves clases que recibió, luego tomó el instrumento por su cuenta. Lo que posteriormente sería Nirvana se empezó a gestar a fines de los ochenta, quizá mientras yo visitaba el zoológico, Cobain escribía ‘Dive’ o no sé qué canción. Lo cierto es que luego de grabar a regañadientes su disco Bleach con Sub Pop Records, todo parecía ir a pique. Nadie estaba a gusto, ni ellos, ni la disquera. En 1991 lanzan ‘Nevermind’, quizá el disco más valorado de los noventa, se convierten en la banda pop del momento y todas la ilusiones de Kurt de ser un héroe del Underground se van a al carrizo. Recuerdo que ese año yo tocaba bajo y cantaba en una banda. Un profesor de música me preguntó a quienes admiraba en escenario no dude en decir que a Cobain y Hetfield, por tocar y cantar al tiempo y además brindar un espectáculo propio.

Luego de esto apareció el movimiento Grunge en el cual se apiló como basura toda la música que sonaba a rock, estaba en inglés y tenía cualquier elemento medio hippie o punk. Lo importante era decir que era Grunge para que la gente se lanzara a comprarlo, ese fue el último hervor de la industria musical tradicional antes de quemarse. Yo me hice coleccionista de música y empecé a trabajar para comprar mis primeros discos, sin olvidar esos casetes variados que nos grabábamos de amigo en amigo.

Cuando se lanzó el disco ‘In Utero’, recibí con mucho agrado el video de ‘Heart Shape Box’. Sin embargo, al poco tiempo Cobain se había convertido en un personaje detestable para mí, demasiada parafernalia, una idolatría exagerada y un estilo de vida escandaloso pero artificial. Elementos que  no correspondían con una actitud Punk. Cobain dijo “No culpo al típico punk rocker de 17 años que me llama vendido, pero verá que cuando crezca hay más cosas que vivir de su integridad punk”, seguramente las hay, pero es un duro golpe ver que todo se convierte en una bola comercial. El desconectado de MTV, fue la tapa para mí, era ver a una banda Punk desganada tocando covers y rodeada de una parafernalia hippie barata. Años después David Bowie sonriendo dijo que ahora los chicos se acercaban a felicitarlo por la buena versión que hacía de ‘The Man Who Sold The World’ de Nirvana. Kurt dijo de este trabajo “Estoy arrepentido de haber hecho el Unplugged, cambiamos todo nuestro estilo por unos cuantos dólares, si pudiese volver al pasado intentaría cambiar muchas cosas, entre ellas el Unplugged“. Luego vino la muerte del ídolo, su beatificación y nombramiento como mártir de las juventudes Grunge. Otro héroe caído como Lennon o Elvis. La siguiente pelea legal por su dinero y la aparición de toda clase de amigos, testimonios y milagros.

Una vez Ozzy Osbourne dijo que la banda sucesora de Black Sabbath había sido Nirvana, está mal Ozzy pensé, pero me quedó sonando. Hoy más que nunca siento mi integridad punk viva, es decir integridad artística. Cobain reconoció al Rap y al Punk Rock como las últimas manifestaciones legítimas musicales que surgieron, estoy de acuerdo. Deseó tener una pastilla para comerse todo entero y no tener actitud crítica, también estoy de acuerdo. Kurt Cobain tuvo aciertos y desaciertos, fue humano, se dejó tentar por el acto del escándalo gratuito, pero también compuso himnos sobresalientes para la juventud y abrió la puerta para que otras bandas como Sonic Youth o Dinosaur Jr, se conocieran masivamente. Quizá está en algún lugar viviendo la vida que promulgó, quizá si se haya suicidado ese 5 de abril. Lo importante es que fue el último gran referente que tuvo el rock de forma masiva, el último verdadero Rock Star millonario excéntrico que vimos nacer y caer. Pobre Kurt Cobain, había sido absorbido de forma brutal por el sistema y el dinero, fue la conclusión de muchos por ser lo que nos quisieron mostrar siempre de él.

En ningún momento pretende compararme con él, simplemente busqué relaciones para este artículo, de hecho siempre he respetado la opinión de otros y a los artistas que han contado con al suerte de ser escuchados. Actualmente siento hastío de la sociedad y de la forma como se maneja la cultura masiva, por estos días no hay esperanza de que aparezca un Nirvana, aparecen y desaparecen grupos que sólo dejan huella efímeras en los conteos radiales y en algún iPod de donde serán removidos muy pronto. Hoy mi prima Jessy cumple 26 años, Cobain hubiera cumplido 46 y mi abuela cumple un año de muerta en una semana. Cómo ha pasado el tiempo y cuanta  alquimia ha causado en todos nosotros.

Fuentes

http://es.wikiquote.org/wiki/Kurt_Cobain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s