La Cura y yo

Por Manuel Estévez

The Cure. Fotografía tomada de http://peru21.pe
The Cure. Fotografía tomada de http://peru21.pe

Al enterarme de la visita de The Cure el próximo 19 de abril a Bogotá muchas cosas pasaron por mi cabeza. Esos viejos casetes y acetatos, himnos de mi generación y la forma como los fui descubriendo. The Cure es una de las pocas bandas respetadas por mucha gente que sigue el rock en el mundo, desde los metaleros hasta los punkies, pasando por la gente que escucha Pop y Rock clásico. Me contaba una amiga que los vio en España que seguro es un concierto que repetiría. Tres horas de música ininterrumpida y un momento de tiempo detenido. Es la voz única de Robert Smith y su guitarra sencilla pero muy expresiva y llena de melodías. No me gusta decir que es gótico, me gusta más la definición de rock melancólico que le daba un amigo por allá en los noventa. Es postpunk que sufrió modificaciones a lo largo de su historia y formaciones.

Si usted le gusta el rock sería aconsejable ver a The Cure y sus casi 40 años de historia. Ha sido banda sonora de muchas cosas en mi vida y seleccioné algunas canciones que me recuerdan algo de lo que yo mismo soy. Aun recuerdo cuando presentaron en televisión nacional una parte de su concierto ‘Orange’ creo que fue Camilo Pombo quién coordinó ese espacio. Épocas inmemoriales. Un concierto apoteósico el que se viene con esta legendaria banda inglesa.

10:15 Saturday Night

Esta canción fue una de las primeras que saqué a oído en mi guitarra y al ver el video y la juventud de sus integrantes en ese momento me entusiasmo e influyó para conformar mis primeras bandas de rock hace un buen tiempo.

Pictures Of You

Una poesía hecha canción y viceversa. Una vez se la dediqué a una chica y ella me respondió con una de BackStreet Boys. Eran los noventa…

Just Like Heaven

Toda la ironía de Robert Smith. Una canción bellísima sobre el amor y la muerte. Dedicada y hasta tocada alguna vez a un viejo amor. Así debe ser el cielo.

Why Can I Be You?

Una aguda reflexión sobre la gente “maravillosa” realizada vestido de abeja. Canción obligada cuando me autodenomino DJ.

Jumping Someone Elses Train

Un furioso riff de guitarra. Una estrofa musical y con mucha cadencia. Un final con una maravillosa línea de bajo. Una directa invitación a subirse a otro tren menos aburrido.

The Blood

Un recuerdo con mi amigo Andrés Ocampo  en un concierto en nuestro colegio para recoger fondos para el equipo de porristas. Ese riff con sonoridad flamenca contagioso y rítmico.

The Kiss

Una sexual y necrofilia pieza, casi instrumental, donde la voz de Robert emerge como un lamento desesperado. La distorsión en el bajo siempre me ha gustado mucho.

Let´s Go To Bed.

Los bajistas de Post Punk pueden hacer slap muy limpiamente. The Cure trabajando como dúo.

A Forest

Canción que toqué mucho y que realmente pude acomodar a mi estilo. El final permitía una buena cuota de improvisación que me permitió llevarla hacía un sonido más Noise. Siempre mirando en lo profundo de la oscuridad buscando a la chica entre los árboles.

The Walk

“Te veo después de medianoche” un tema muy al estilo del Synthpop ochentero y que influyó mucho tanto por su sonoridad como por su video. “Susurros Japoneses de bebés japoneses”. Muy ingeniosa la versión del desconectado de MTV.

Anuncios

4 comentarios

  1. Muy buena selección, sea gótica o no es de mis bandas favoritas y quizás una de las primeras bandas que escuche en mi vida, alcance a tener un cassete:

    ojala todas estas suenen en vivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s