El Paseo 2

Por Manuel Estévez

El Paseo 2. Fotografía Cortesía Cien Colombia.
El Paseo 2. Fotografía Cortesía Cine Colombia.

El prolífico director Harold Trompetero nos presenta su más reciente película ‘El Paseo 2’, que además cuenta con la producción de Dago García. Es el ya tradicional estreno de navidad que Dago nos presenta cada año a los colombianos. La intención siempre ha sido dar un rato de esparcimiento sencillo y divertido a los espectadores. Recordemos que la primera entrega de ‘El Paseo’ fue un éxito de taquilla. En esta ocasión se abandona el esquema de Roadmovie y muta en una alocada película de vacaciones. Creo que cuando uno va a ver la película ya tiene una idea clara de qué esperar, con el ingrediente de la curiosidad que causa la actuación de John Leguizamo en el papel principal.

Es una película que me recuerda ese cine ‘Serie B’ de vacaciones realizado en EU en los años ochentas y que en muchos casos sirvieron de lanzamiento a la fama de actores reconocidos posteriormente. Es una sucesión de escenas sin mucha profundidad y sin un hilo diferente al del estereotipo de un papá completamente autista que desconoce a su familia. De una mamá que coquetea de manera descarada con un amor millonario de juventud. De unos hijos incomprendidos y de una suegra arribista por descarte.

La película es un reflejo de una familia disfuncional. En algún momento trata de dar un mensaje de unión en el núcleo familiar y finalmente es una promesa rota, pues al final el padre sólo logra solidificar su relación con su esposa y deja al resto de los personajes cojos y sin nexos familiares genuinos. Recuerdo a ‘Babel’ de Alejandro González, como una película que hablaba sobre las dificultades de comunicación entre las generaciones y como las solucionaban, acá no sólo no se solucionan sino que se hacen más grandes. El padre nunca logra ganarse el respeto de sus hijos. Capítulo aparte merece una escena en que los personajes son perseguidos sin mucho sentido por los habitantes de un barrio humilde entero u otra en la el protagonista se come una arepa de huevo y se enferma del estómago, ambas resultan ofensivas con la población.

Seguramente estoy haciendo un análisis duro y quizá más profundo de lo que se debe en estos casos. La intención de la producción es dar un rato amable para no pensar. Seguramente el común del público la puede disfrutar, no voy a negar eso. Esperemos que lo haga. Tampoco se puede desconocer que bajo la producción de Dago el cine colombiano ha tenido muy buenas taquillas. Como siempre digo es mi opinión y espero conocer la de ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s